Enlaces para accesibilidad

Cuatro días después, Cuba anuncia apoyo a Argentina


Pozo petrolero en las afueras de La Havana. Repsol realiza exploraciones en la isla, lo cual puede haber retrazado el anuncio de apoyo hacia Argentina.

Pozo petrolero en las afueras de La Havana. Repsol realiza exploraciones en la isla, lo cual puede haber retrazado el anuncio de apoyo hacia Argentina.

La compañía española es un socio clave de Cuba en sus esfuerzos por explorar su costa norte en el Golfo de México en busca de crudo.

El Gobierno de Cuba manifestó este jueves, con alguna cautela y cuatro días de retraso, su apoyo a la decisión de Argentina de expropiar un 51 por ciento de YPF, la mayor compañía petrolera de ese país, a la española Repsol.

"Cuba reitera su plena solidaridad con la República Argentina y afirma que a dicha nación le asiste todo el derecho de ejercer la soberanía permanente sobre todos sus recursos naturales", dijo el Gobierno en un comunicado, leído en la televisión estatal.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, decidió el lunes la intervención de YPF, generando una serie de condenas de Madrid a Washington y el apoyo de Venezuela y otros gobiernos de izquierda de América Latina.

El breve comunicado cubano dijo que Repsol compró su parte mayoritaria en YPF por mucho menos de su valor.

La compañía española es un socio clave de Cuba en sus esfuerzos por explorar su costa norte en el Golfo de México en busca de crudo.

La empresa realiza desde febrero tareas de perforación a unos 29 kilómetros mar adentro, en lo que ha sido descrito como el comienzo de exploración en una extensa área que podría tener miles de millones de barriles de crudo.

El viceministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Antonio Carricarte, descartó sin embargo que el conflicto de Argentina con Repsol afecte sus trabajos en la isla.

"No tengo una impresión de que eso pueda afectar" las exploraciones, afirmó Carricarte en conferencia de prensa.

Lo que si puede haber influido en la tardía señal de apoyo es la distante relación de los Kirchner, con el régimen cubano, a raíz del caso de la doctora cubana Hilda Molina, quien desde 1994 exigió salir de Cuba para juntarse con su hijo Roberto Quiñónez, que desertó hacia la Argentina.

El entonces gobernante Fidel Castro ignoró completamente la intercesión del difunto presidente Néstor Kirchner, y no fue hasta mayo del 2008 que Cuba autorizó la salida de la médica disidente, como resultado de "una negociación que condujo personalmente la presidenta Cristina Fernández desde prácticamente el día que asumió".

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG