Enlaces para accesibilidad

Argentina se mantiene firme

  • Federica Narancio

El diputado Fernando Iglesias presentó una denuncia penal por este caso contra el canciller Timerman.

El diputado Fernando Iglesias presentó una denuncia penal por este caso contra el canciller Timerman.

La cancillería argentina rechazó el pedido del Departamento de Estado de devolver el material incautado a un avión militar de EEUU.

El conflicto suscitado entre los gobiernos de la Argentina y EE.UU. sumó un nuevo capítulo tras una reunión en el Ministerio de Relaciones Exteriores entre el Canciller Héctor Timerman y Jefferson Brown, encargado de Negocios de la Embajada de EE.UU.

Al cierre del encuentro, la Cancillería Argentina emitió un comunicado oficial donde señala que no ha recibido aún "una repuesta satisfactoria" a la nota de protesta enviada el 14 de febrero al Departamento de Estado, donde se pedía detalles del material ingresado, se explicaban los procedimientos de las autoridades de la Aduana en Buenos Aires y se exigía colaboración en la investigación judicial.

En los últimos días, el Canciller Héctor Timerman, fue claro al aclarar que Argentina no devuelve el material requisado y que no se reconoce la nota -de respuesta- enviada por el gobierno de EE.UU. el 16 de febrero.

"Por supuesto que Argentina está diciendo la verdad...Un tercio de la carga que trajo ese avión no estaba dentro de la lista de buena fe que nos entregó la Embajada de EE.UU. Aires. La lista nunca fue alterada, ni cambiada. Nosotros simplemente llevamos esa lista al aeropuerto y comprobamos que cerca de mil pies cúbicos de material no estaba incluida en la lista. Todo lo que estaba en la lista fue autorizado. Y para dar una idea de la buena fe de la Argentina, había cerca de 80 mil municiones de guerra. Lo que pasa que Argentina ha sufrido 2 atentados terroristas y tiene leyes muy estrictas sobre lo que puede entrar o no al país. En ese avión se incluía material, que a nuestro entender, es material sospechoso, para detectar e interferir comunicaciones, datos, información caratulada de secreta, armas.... Por eso a nosotros nos parece, que lo más correcto es que ese material sea retenido e investigado por las Justicia, la Aduana, las autoridades Argentinas; que es lo que haría cualquier país normal. Como le dije al secretario del Hemisferio, Arturo Valenzuela, las leyes son para que todos las cumplamos. No hay nadie, que por ser un país más fuerte, más poderoso tenga más privilegio sobre otros. Así como nosotros debemos cumplir las leyes de EE.UU. Nosotros queremos que EE.UU. cumpla las leyes Argentinas".

La tensión diplomática y política subió este miércoles, cuando a través de la red social Twitter, vocero del Departamento de Estado, Philips Crowley, dijo "estamos sorprendidos porque Argentina ha elegido no resolver una simple disputa sobre un material de entrenamiento y todavía queremos que nos lo devuelvan". Aunque el 17 de febrero en una conferencia de prensa en Washington, había sido más tajante al señalar "no tenemos nada por lo que pedir disculpas, sería desafortunado si Argentina destruye material que transportaba un avión militar estadounidense que fue confiscado inapropiadamente.

Por otro lado, el Diputado Nacional por la Coalición Cívica Fernando Iglesias presentó una denuncia penal por este caso contra el Canciller Timerman y los funcionarios que autorizaron el ingreso de tropas extranjeras y armamentos de los EEUU, porque la Constitución Nacional Argentina establece que el Gobierno -Poder Ejecutivo- debe solicitar autorización del Congreso Nacional antes de firmar esas resoluciones. De no hacerlo, será reprimido con prisión e inhabilitación el funcionario que dicte esas órdenes.

"Después de autorizar la entrada de estas tropas de manera ilegal e inconstitucional. Hacer este escándalo diplomático que se originó alrededor de todo esto. Por parece que es un a actitud de extrema irresponsabilidad y falta de capacidad y de manejo de estas situaciones de parte del Canciller. Y es lesiva de la soberanía nacional".

El material militar incautado el 10 de febrero permanece bajo custodia de la Policía de Seguridad Aeroportuaria en depósitos de la Aduana en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza en Buenos Aires.

XS
SM
MD
LG