Enlaces para accesibilidad

Argentina lanza primer satélite propio

  • Voz de América - Redacción

Una vez que se ubique a unos 36.000 kilómetros de la tierra, el satélite podrá brindar servicios de internet, telefonía celular y televisión.

Una vez que se ubique a unos 36.000 kilómetros de la tierra, el satélite podrá brindar servicios de internet, telefonía celular y televisión.

Con esto, el país sudamericano entra al exclusivo club con capacidad de fabricar satélites propios, según expertos.

Argentina lanzó el primer satélite geoestacionario de telecomunicaciones íntegramente diseñado y fabricado en su territorio por científicos propios.

El avance representa un hecho inédito que posiciona a Argentina como el primer país de América Latina dentro del selecto grupo de naciones con soberanía satelital.

El satélite ARSAT-1, cuya construcción demandó siete años y una inversión de $250 millones de dólares, fue ensamblado a un cohete lanzado desde la plataforma de la empresa francesa Arieanespace en Guayana Francesa.

“ARSAT-1 ya va camino al espacio. Cuánta emoción”, dijo la presidenta Cristina Fernández en su cuenta de Twitter tras el lanzamiento.

Una vez que se ubique a unos 36.000 kilómetros de la tierra en una de las dos posiciones orbitales que le corresponden a Argentina según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, el satélite estará en condiciones de brindar servicios de internet y telefonía celular y transmitir señales de televisión y contenidos para todo el territorio argentino y su vecinos Uruguay, Chile y Paraguay durante 15 años.

Estados Unidos, Rusia, China, miembros de la Unión Europea que trabajan en conjunto, India, Israel, Japón y ahora Argentina son las naciones con capacidad de fabricar satélites de estas características.

Unos 500 científicos y técnicos argentinos trabajaron en el desarrollo del proyecto en la planta de INVAP en Bariloche, en la Patagonia, donde ya está en fase de ensayos el ARSAT-2, cuyo lanzamiento está previsto para mediados de 2015 y que dará cobertura a toda América Latina.

A partir de este acontecimiento científico, Argentina “se propone exportar estos conocimientos y construir satélites para otros países”, destacó Héctor Otheguy, gerente general de la empresa INVAP, la responsable del diseño y construcción del ARSAT-1.

ARSAT-1 pesa tres toneladas y mide 3,9 metros de alto y 16,4 metros de largo. Su vida útil es de 15 años.

XS
SM
MD
LG