Enlaces para accesibilidad

Argentina: Papa y ahora una reina

  • Voz de América - Redacción

El rey Guillermo Alejandro y su esposa, la reina Máxima salen de la iglesia Nieuwe Kerk en Amsterdam.

El rey Guillermo Alejandro y su esposa, la reina Máxima salen de la iglesia Nieuwe Kerk en Amsterdam.

Junto con el rey Guillermo Alejandro, la Casa de Orange en Holanda será manejada desde ahora por una argentina.

Holanda tiene desde hoy el primer rey en más de 100 años y Argentina, además de tener Papa, ahora tiene por primera vez una reina europea.

Guillermo Alejandro y Máxima asumieron el trono al abdicar oficialmente la reina Beatriz, tras un reinado de 33 años marcado en los últimos años por disturbios sociales y tragedias nacionales.

Beatriz, que desde ahora será princesa, apareció al borde de las lágrimas cuando se asomó a un balcón, decorado con tulipanes rosas y naranja, frente a unas 10.000 personas. "Estoy feliz y agradecida de presentarles a su nuevo rey, Guillermo Alejandro", dijo a la entusiasta multitud, que le cantó "Bea Bedankt" ("Gracias Bea").

El nuevo rey tiene 46 años de edad y es padre de tres hijos. Su popular esposa es ahora la reina Máxima. La hija mayor de ambos, Catalina Amelia, es ahora la princesa de Orange y la primera en la línea de sucesión.

De acuerdo a Daniela Hooghiemstra, una respetada escritora y periodista, que ha publicado uno de los libros más serios sobre la familia real holandesa, es la nueva reina Máxima quien manda en la pareja.

Quizá por eso, en el mar de naranja que dominaba la plaza frente al palacio sobresalía una bandera argentina celeste y blanca con la leyenda en holandés: "Holanda agradece y tiene fe en Máxima".
XS
SM
MD
LG