Enlaces para accesibilidad

Argentina obtiene calificación negativa

  • Voz de América - Redacción

La presidenta Cristina Fernández recibe en su despacho de Casa de Gobierno al ministro de Economía, Amado Boudou (derecha).

La presidenta Cristina Fernández recibe en su despacho de Casa de Gobierno al ministro de Economía, Amado Boudou (derecha).

Moody’s rebaja la calificación de los bancos de Argentina ante las expectativas de una política intervencionista y otros factores macroeconómicos.

La agencia Moody's rebaja la calificación financiera de Argentina de ‘estable’ a ‘negativo’ debido a “la vulnerabilidad del sistema bancario frente a factores macroeconómicos y a medidas intervencionistas por parte del gobierno argentino para los próximos 12 a 18 meses”.

La banca Argentina se mostró crítica ante un castigo impuesto por anticipado a unas elecciones en las que se da por supuesta la victoria de la actual presidenta Cristina Fernández y su futura intervención en los mercados.

"En los últimos 20 años la Argentina ha implementado, por historia de crisis financiera, una regulación que es muy impactante", señaló Federico Sturzenegger, presidente del Banco Ciudad, quien calificó de "extemporáneo y fuera de lugar" la medida adptada por Moody's, según cita el diario La Nación.

Los bancos argentinos presentan tres preocupaciones que han conducido a rebajar la calificación. La dependencia de las ganancias sobre políticas acomodativas pero insostenibles del gobierno; la vulnerabilidad a la confianza de los inversores; y su exposición a riesgos políticos y a situaciones que podrían afectar negativamente la distribución de sus activos, su rentabilidad y su capitalización.

"En el contexto de elevados precios de materias primas, fuertes niveles de exportaciones y bajos índices de desempleo, las políticas fiscales y monetarias expansionistas están impulsando el crecimiento económico, el consumo local y los niveles inflacionarios a niveles difíciles de sostener", señala María Andrea Manavella, vicepresidenta de Moody's.

"El principal inconveniente en materia crediticia para los bancos del país es si podrán continuar financiando el boom de consumo al mismo tiempo que preservan sus actuales fundamentos financieros estables", agrega.

Economistas privados estiman que la inflación anual supera el 20% en Argentina, más del doble que la cifra oficial, y señalan que la evolución de los precios lleva a los ciudadanos a aumentar el consumo antes que a ahorrar.

Moody’s considera que los bancos están aprovechando la fuerte demanda de crédito que existe actualmente y han experimentado un crecimiento sustancial de su cartera desde principios de 2010; “sin embargo, el incremento del endeudamiento de consumo podría representar riesgos para la calidad de los activos de los bancos”.

La presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, defendió la salud del sistema bancario del país, destacando que "está en los mejores niveles históricos en sus indicadores de liquidez, solvencia y morosidad", según fue cita la agencia Reuters.

"No dejo de sorprenderme de la irresponsabilidad y falta de profesionalismo de estas calificadoras que están siendo cuestionadas por su corresponsabilidad en la génesis de la crisis financiera internacional", añadió la funcionaria.

XS
SM
MD
LG