Enlaces para accesibilidad

Jornada electoral en calma

  • Voz de América - Redacción

Los cerca de 50.000 argentinos que viven en el exterior habilitados para votar representan un aumento del 10% con respecto a las elecciones legislativas de 2009.

Los cerca de 50.000 argentinos que viven en el exterior habilitados para votar representan un aumento del 10% con respecto a las elecciones legislativas de 2009.

La jornada electoral transcurrió con normalidad en Argentina, donde se elegían presidente, vicepresidente, 130 diputados y 28 senadores.

Los gritos de júbilo ante la victoria de la presidenta confirmaron las expectativas de un nuevo mandato de Cristina Fernández en Argentina, tan sólo unos minutos después de que cerraran los colegios electorales.

La presidenta obtuvo el respaldo de más del 54% de los electores argentinos, que le otorgaron una amplia victoria en primera vuelta con la que gobernará el próximo mandato.

En segundo lugar habría quedado el candidato Hermes Binner, si bien los resultados oficiales se irán conociendo a partir de las 21 horas, junto con los de los 130 diputados y 24 senadores que también se elegían en las elecciones generales. Además, nueve provincias nombrarán gobernador y legisladores este mismo domingo 23 de octubre.

"Era casi seguro que iba a salir Cristina, aunque por la presidencia no se está disputando", comentan Gonzalo Bravo y Mauro Testa, fiscales del Frente Amplio Progresista, tras reocrrer las mesas electorales para supervisar que no faltaran boletas de su partido y "pequeños detalles que cuentan, como el orden en el que deben estar colocadas las boletas, el recuento de votos...", explican.

En las calles argentinas fueron desplegados más de 85.000 efectivos policiales para custodiarán las elecciones.

Pese a ello, "es bueno estar vigilando, ves la votación desde el otro lado y después de vivir diez elecciones por primera vez ayudo al mecanismo de la democracia, que por ahora es el mejor, o el más conveniente", comenta Gonzalo.

Ambos consideran que aunque la batalla esté decidida no será con las mismas cifras que los pronósticos arrojaron tras las primarias. "Las primarias no reflejan la realidad, preguntas por la calle y la gente dice que no votaron igual que ahora. Además genera mucha confusión, incertidumbre y un sentimiento de resignación", añaden.

Sin embargo, para Agustín Durán fueron una forma de "cambiar la mentalidad de la gente". "Las primarias permitieron ver el resultado popular antes hasta el último momento no se sabía quién iba a salir. Me parecen muy oportunas".

Aunque las preocupaciones de hoy se dirigen al rumbo que tomará el panorama político de las dos cámaras, cuya nueva configuración se define hoy con la elección de 130 diputados y 24 senadores.

"Lo que preocupa es la homogeneidad que pueda darse, la diversidad es necesaria para que haya una representatividad del pueblo y se logre un consenso", precisa Mauro.

Más allá de la homogeneidad, lo que algunos temen es una posible reforma de la Constitución para prolongarse en el poder si la presidenta cuenta con la mayoría en ambas cámaras. "Eso es casi seguro", dice Gonzalo. "La Constitución hay que cambiarla; hay ideas que no sirven porque los tiempos cambian, pero no creo que la posibilidad de reelección para ella sea el punto central", añade Mauro.

"No sería algo bueno, todos los monopolios traen cosas malas", señala al respecto Censo, quien cree que hay menos propensión a participar en estas elecciones, aunque la gente mantiene el interés. "El argentino es muy complicado, cuando un candidato da propuestas serias lo toman como poco convincente, aquí lo que gusta es el lío, la política agresiva".

Y en el caso de la presidenta, Censo considera que va a obtener una amplia victoria, gracias a que "ha hecho una política muy peronista, muy fachista". "Yo soy de los que piensan que Néstor no murió, cuando se fue ella tenía un 40% de aprobación y al mes siguiente un 70%", añade.

Censo asegura que no la ha votado "tengo ideas socialistas reales", explica. Cree que lo que precisa Argentina es que se piense más en todo el mundo. "En otros países el problema es la discriminación con la pobreza, aquí a los que se discrimina es a los profesionales. La fuga de cerebros es real, y existe porque hay mucha discriminación contra ellos".

Los candidatos votan

Con una oposición dividida y ante una esperada victoria kirchnerista en primera vuelta, un total de siete candidatos competirán por el Ejecutivo Nacional: Ricardo Alfonsín (Unión para el desarrollo social), Eduardo Duhalde (Unión Popular), Hermes Binner (Frente Amplio Progresista), Elisa Carrió (Coalición Cívica), Alberto Rodríguez Saá (Convergencia Federal), y Jorge Altamira (Frente de Izquierda).

La presidenta Cristina Fernández votó en la provincia de Río Gallegos, donde habitualmente lo ha hecho en los últimos actos electorales. Fernández declaró estar "con mucha emoción" y elogió el sistema de las primarias. Tras el voto, la mandataria se dirigirá a Buenos Aires, donde sus partidarios la esperan en la Plaza de Mayo para celebrar por anticipado su victoria.

"Siento mucha emoción porque consolida el proceso institucional iniciado con las primarias abiertas, que significan un sistema diferente para abrir a todos los partidos políticos a la sociedad, y para que puedan expresar sus ideas a los ciudadanos en forma igualitaria a través de los medios de difusión, un viejo sueño mío que no pude llevar a cabo como legisladora, pero que ahora pude hacerlo como presidenta", dijo Fernández.

El ministro de Economía y candidato a vicepresidente del Frente para la Victoria, Amado Boudou, dijo hoy, tras votar en Puerto Madero, que "el clima de esta elección marca el momento en que está viviendo el país".

"El pueblo espera que podemos seguir construyendo por encima de cualquier diferencia", expresó Boudou.

Por su parte, el candidato socialista Hermes Binner advirtió que "vemos a Argentina con muchas posibiliades de salir adelante", cuando acudió a votar.

“La historia no termina hoy”, aseguró Alfonsín, quien dijo que ha “hecho lo posible” en su campaña para forzar una segunda vuelta con la presidenta cuando asistió a emitir su voto.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, informó que la jornada electoral se cumple "con total normalidad". Señaló que contaba con datos de que todos los establecimientos del país abrieron sin dificultades. "Hoy está hablando la gente", subrayó.

Todos ellos anunciaron planes tranquilos para vivir el progreso de los comicios. Según informa el diario Clarín, Cristina Fernández visitó los restos de Néstor Kirchner en el cementario de Río Gallegos. Hermes Binner tuiteó desde Rosario, Alfonsín viajó a Chascomús, Rodríguez Saá regó las plantas en su casa de San Luis y Eduardo Duhalde almorzó con Chiche y jugó al tenis.

Voto en el exterior

Los Ángeles, con más de 6.000 registrados, y Madrid, con más de 3.000, encabezan el listado de los 50.000 argentinos habilitados para votar en el exterior.

En el Consulado General de Sidney, Australia, se habilitaron dos mesas para que voten 709 personas y fue en ese lugar, por la diferencia horaria, donde se registró el primer voto de esta elección por una residente en Sidney. En la sede diplomática de Tokio, donde hay 69 empadronados, el sufragio inicial fue el de un hombre.

Según datos de Cancillería, poco más de la cuarta parte de los argentinos en el exterior reside en Estados Unidos, en tanto un 12% lo hace en España, un 6% en Uruguay, y un 16% se reparte entre Brasil, Alemania y Chile.

Los cerca de 50.000 argentinos que viven en el exterior habilitados para votar representan un aumento del 10% con respecto a las elecciones legislativas de 2009.

XS
SM
MD
LG