Enlaces para accesibilidad

Argentina: huelga en sector petrolero


La huelga general es en reclamo por más aumentos de sueldos, un nuevo convenio laboral y negociaciones con el Ministerio de Trabajo en Buenos Aires.

La huelga general es en reclamo por más aumentos de sueldos, un nuevo convenio laboral y negociaciones con el Ministerio de Trabajo en Buenos Aires.

El gobierno envió "un mediador" y la justicia ordenó la intervención del sindicato.

El conflicto gremial en la sureña provincia argentina de Santa Cruz, nació con un paro general convocado, sin consulta a las bases, por el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas, Héctor Segovia, quién dos días después levantó la medida al lograr un acuerdo con las Cámaras Empresarias de un aumento salarial de $6.250 dólares, en cuotas y hasta el año 2012.

Su actitud unilateral, hizo que la mayoría de los delegados de los trabajadores se revelaran contra el acuerdo y continuaron la huelga general, agregándole a sus exigencias más aumentos de sueldos, un nuevo convenio laboral y negociaciones con el Ministerio de Trabajo en Buenos Aires.

A pedido del gobernador Daniel Peralta, un juez suspendió a la Comisión Directiva del Sindicato por los graves perjuicios económicos y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, envió un mediador que se sumó al interventor nombrado por la Federación Nacional del Petróleo para "lograr la paz social".

"Para poner en claro la situación, en realidad el motivo del conflicto entre las empresas y el sindicato; está resuelto, hay acuerdo en todos los términos. Lo que ocurre es que hay un conflicto intersindical que impide llegar a un buen puerto, esto es lo que surge del fallo de la justicia", dijo Tomada.

El conflicto ya dejó serias secuelas económicas, las refinerías de petróleo dejaron de recibir 3,5 millones de barriles de crudo, se perdieron $168 millones de dólares de ganancias y el 20% de barriles que produce la Argentina por día.

La presidenta de la Federación de Empresarios de Combustibles (FECRA) Rosario Sica, advirtió que "de continuar la medida de fuerza habrá desabastecimiento de combustibles en las gasolineras del país".

Aunque, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, prefirió "calmar los ánimos" y afirmó que no habrá faltas para el consumo interno ni para las exportaciones. "Estamos sumamente preocupados por los recursos que esta situación ha hecho perder a la Nación y a las Provincias, estamos cerca de los $200 millones de dólares” explicó.

“Por eso, llamamos a la reflexión a los sindicatos, pero también a los referentes políticos de los dirigentes involucrados en el tema. Acá estamos hablando de combustibles y petróleo, que se exporta y no puede se exportado, porque tiene que ser refinado en la Argentina. Por ahora, no hubo problemas y no creo que haya, excepto que aparezca alguna medida impensada", dijo De Vido.

Movilizaciones

Mientras, los trabajadores mantienen tomada la sede del sindicato en la ciudad de Caleta Olivia, Pico Truncado, Las Heras y en la capital provincial, Río Gallegos; donde hubo además, manifestaciones y cortes de carreteras.

El delegado, Luis Cárdenas, dijo que defienden su puesto de trabajo y su organización. “Ingresamos al edificio para proteger nuestra casa, para que nadie se venga a hacer cargo de algo que pertenece a los trabajadores petroleros.Más allá, de los aciertos y virtudes que haya tenido esta Comisión Directiva, y como siempre se dijo en los cortes de carreteras, vamos a aplicar la democracia. Es lo que estamos pidiendo, que se levanten los cortes, vamos a trabajar, hagamos elecciones y que se elija a los representantes democráticamente", afirmó.

La huelga afecta las operaciones de las petroleras Española-Argentina YPF, la China Petrochemise Corp -la más importante refinadora de Asia- y de Pan American Energy.

La crisis también tiene connotaciones políticas, porque se desarrolla en Santa Cruz, la provincia natal y gobernada durante 30 años por los Kirchner y sus aliados. Donde además existe elección indefinida de gobernador, beneficios para las mayorías legislativas, una justicia controlada desde el poder y represión de las protestas sociales cuando se oponen a los intereses del gobierno.

XS
SM
MD
LG