Enlaces para accesibilidad

Inglaterra descarta denuncias

  • Voz de América - Redacción

El gobierno británico envió a su destructor “HMS Dauntless” a las islas Malvinas el mes pasado.

El gobierno británico envió a su destructor “HMS Dauntless” a las islas Malvinas el mes pasado.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que presentará una queja ante la ONU por la militarización del Atlántico.

El gobierno británico descartó, este miércoles, cualquier negociación con Argentina sobre la soberanía de islas Malvinas o Falklands, a menos que los habitantes de las islas lo soliciten.

De la misma forma, el gobierno británico negó las acusaciones de su par argentino de que estén creando un riesgo para la seguridad internacional al "militarizar" el archipiélago.

"Nuestra postura sobre la defensa en Malvinas sigue siendo la misma. No vamos a militarizar el Atlántico Sur”, dijo un portavoz de gobierno británico.

Mientras tanto, el martes la presidenta argentina, Cristina Fernández, dijo que presentará una queja formal ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por "militarizar” la región y "por apropiarse de los recursos naturales".

Fernández también pidió al Primer Ministro británico “que alguna vez le dé una oportunidad la paz y no a la guerra”.

En el acto televisado, la mandataria también ordenó levantar el secreto político y militar dispuesto por la última dictadura en 1982 sobre irregularidades de las fuerzas armadas argentina durante el conflicto bélico contra el Reino Unido.

El gobierno británico señaló que en una operación de rutina envió a su destructor “HMS Dauntless” en reemplazo de otro barco de guerra a las islas. La polémica aumento cuando la semana pasada el príncipe William llegó al archipiélago para una misión militar de seis semanas.

El gobierno británico envió a su destructor “HMS Dauntless” a las islas Malvinas el mes pasado.

XS
SM
MD
LG