Enlaces para accesibilidad

Presidenta argentina cambia de pensar sobre muerte de fiscal

  • Voz de América - Redacción

La presidenta argentina cambió de pensar sobre la muerte del fiscal que la acusaba.

La presidenta argentina cambió de pensar sobre la muerte del fiscal que la acusaba.

"Lo usaron vivo y después lo precisaban muerto" afirmó la presidenta Fernández de Kirchner en relación a la muerte del fiscal Alberto Nisman.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, duda de que la muerte de un fiscal que la acusó de encubrir a los autores de un atentado antisemita fuera un suicidio.

En mensajes publicados en redes sociales, el jueves, la mandataria argentina sostuvo que las acusaciones no tienen sustento y que el fiscal habría sido usado para golpear al Gobierno.

"Los espías que no eran espías. Los interrogantes que se convierten en certeza. El suicidio (que estoy convencida) no fue suicidio", dijo Fernández en su página de Facebook. "La acusación de Nisman no sólo se derrumba, sino que constituye un verdadero escándalo político y jurídico", añadió.

El fiscal Alberto Nisman fue hallado el domingo con un tiro en la sien en su apartamento, en un crimen que aún no ha sido aclarado, pero que los investigadores sospechan que pudo haber sido un suicidio.

Nisman debía presentar el lunes ante la Cámara de Diputados su denuncia y supuestas pruebas contra la presidenta y el canciller argentino, Héctor Timerman.

"Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible", dijo Fernández en su sitio web.

Nisman, de 51 años, acusaba al Gobierno de haber acordado con Irán el encubrimiento de ciudadanos iraníes por el atentado contra la mutual judía AMIA en 1994, que dejó 85 muertos en Buenos Aires.

XS
SM
MD
LG