Enlaces para accesibilidad

Se agudiza crisis en Argentina

  • Juan Ignacio González Prieto - Bs.As., Argentina

La pobreza e indigencia han aumentado en Argentina. Ese es uno de los motivos de la protesta de los sindicatos.

La pobreza e indigencia han aumentado en Argentina. Ese es uno de los motivos de la protesta de los sindicatos.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo “a mí no me corre nadie y mucho menos con amenazas, patoteadas o matones”.

La primera Huelga Nacional contra las políticas de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Argentina fue contundente. Hubo bloqueos de transportes, manifestaciones y paro de actividades en la Capital Federal, el Gran Buenos Aires y en el interior del país.

La Central de Trabajadores Argentinos –CTA- y la Confederación General del Trabajo –CGT – volvieron a insistir en la necesidad de terminar con el llamado “impuesto a las ganancias” –que afecta a más de 2 millones de empleados y más de 150 mil jubilados -, también el aumento del salario mínimo y la jubilaciones, y políticas contra la inflación que ya llega al 30 %.

“El silencio de las calles, es la voz que el Gobierno debe escuchar. Porque hemos producido esta jornada histórica. Vamos a seguir reclamando que desaparezca o que tenga un sentido común el impuesto al trabajo. No es posible que el trabajador tenga que pagar impuestos por trabajar…..es una vergüenza", dijo el Secretario General de la CGT, Hugo Moyano.

Mientras, el Secretario General de la CTA, PABLO Michelli, señaló que “el Gobierno no controla el conflicto social y gremial, por lo tanto debería ser lo que estamos haciendo nosotros, esta diversidad que se ha juntado hoy acá, porque hay que reconocer que tenemos diferencias, pero esas diferencias no nos han impedido dejarlas de lado para poner por encima a los intereses de los trabajadores y trabajadoras del país”.

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que encabezó un acto en la ciudad bonaerense de San Pedro, al norte de Buenos Aires, por el Día de la Soberanía Nacional, criticó duramente a los dirigentes y habló de “aprietes y amenazas en las calles”

“Hoy no fue una huelga ni un paro, ni siquiera un piquete. Los argentinos tenemos que tener la libertad de elegir qué es lo que queremos hacer en todos los ámbitos, no se puede someter a la extorsión, no se puede someter a la amenaza. A mí no me corre nadie y mucho menos con amenazas, patoteadas o matones”.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG