Enlaces para accesibilidad

EE.UU. demanda a Apple por alto costo de e-books

  • Voz de América - Redacción

Ejecutivos de la compañía se habrían aliado con casas editoriales para elevar los precios de los libros electrónicos.

Ejecutivos de la compañía se habrían aliado con casas editoriales para elevar los precios de los libros electrónicos.

Esa alianza que estaría buscando que Amazon bajara el costo de sus libros para Kindle, costó unos 100 millones de dólares a los consumidores.

Una millonaria demanda podría estar enfrentando Apple Inc., luego de que 15 estados y el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentaran una demanda contra la empresa de la manzanita y varias casas editoriales por haber, presuntamente, confabulado un plan para incrementar los precios de los libros electrónicos para obligar a Amazon a cambiar sus tarifas.

Hachette, HarperCollins y Simon & Schuster, algunas de las empresas involucradas en el escándalo llegaron a un acuerdo con el gobierno.

Sin embargo, Apple, The Penguin Publishing Co. Ltd. y Holtzbrinck Publishers (presentada como Macmillan) no corrieron con la misma suerte y ahora tienen que defenderse ante una corte federal de Nueva York.

Según el secretario de Justicia de EE.UU., Eric Holder, y la fiscal antimonopolio de esa dependencia, Sharis Pozen, ejecutivos de esas empresas habrían acordado eliminar la competencia entre sí inflando los costos de las publicaciones.

"Para llevar a cabo su maniobra, las editoriales acusadas se asociaron con Apple, que compartía la meta de restringir la competencia de precios en la venta de libros electrónicos", según dice el texto de la demanda.

El objetivo de la alianza era obligar a Amazon a subir el precio base los títulos más vendidos que la compañía ofrecía para su Kindle (lector de libros electrónicos) en $9,99 dólares, un precio bastante menor al costo de los libros de pasta dura.

Sin embargo, los afectados resultaron ser los compradores que en los dos últimos años habrían pagado cerca de $100 millones de dólares por encima de lo legal pues, tras la alianza, el precio de cada libro subió entre dos y cinco dólares en algunos títulos.

Apple, que aún no se ha pronunciado, tendría un 30% de comisión por cada libro vendido y los distribuidores no tendrían derecho a alterar el “precio sugerido” que el editor fijara.

Steve Jobs aún vivía cuando se realizó este acuerdo, en épocas previas al lanzamiento del iPad, y según la fiscal Pozen, él habría dicho a los editores que los consumidores pagarían más, tal como querían las compañías.
XS
SM
MD
LG