Enlaces para accesibilidad

Apoyo de republicanos a Israel


Los contendientes republicanos que hablaron en el foro también expresaron sus preocupaciones sobre las ambiciones nucleares de Irán.

Los contendientes republicanos que hablaron en el foro también expresaron sus preocupaciones sobre las ambiciones nucleares de Irán.

Seis candidatos republicanos criticaron al gobierno del presidente Obama por ser innecesariamente duro con Israel y por no ser lo suficientemente firme y fuete respecto de las ambiciones nucleares de Irán.

La mayoría de los candidatos a la nominación presidencial del Partido Republicano en Estados Unidos coincidieron en Washington y también en criticas las políticas del presidente Barack Obama, especialmente en relación con Israel e Irán.

Los contendientes para ser el nominado republicano para competir por la Casa Blanca ante el presidente Obama en noviembre de 2012, hablaron sobre política exterior en general y las relaciones específicamente con Israel, al hablar ante la Coalición Judía Republicana.

Los seis candidatos que llegaron hasta Washignton, criticaron al gobierno del presidente Obama por ser innecesariamente duro con Israel y por no ser lo suficientemente firme y fuete respecto de las ambiciones nucleares de Irán.

Entre los que participaron del encuentro se encontraba el actual líder de las encuestas, el ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, quien dijo “qué sobre decirle a Hamas, renuncien a la violencia y vengan a la mesa a negociar” reclamó. “Qué sobre ddecirle a la Autoridad Palestina, reconozcan a Israel y vengan a la mesa a negociar. Hay que terminar con esta persistente presión sobre un solo lado que sostiene que siempre es la culpa de Israel, no importa lo malo que sean los que están del otro lado”, afirmó Gingricht.

El ex presidente de la Cámara de Representantes ha surgido al frente en las encuestas superando al ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, tanto en las encuestas nacionales, como en la de los estados donde se realizan las primeras votaciones, como Iowa, Carolina del Sur y Florida .

Romney también habló ante el foro de Judíos Republicanos, donde dijo que las políticas del presidente Obama han envalentonado a los palestinos de línea dura y significan un retraso en las perspectivas de alcanzar la paz.

En tal sentido, Romney dijo que si es electo presidente en noviembre de 2012, visitará Israel en su primer viaje al exterior como presidente. “Quiero que el mundo sepa que los vínculos con Israel son incuestionables” dijo Romney. “Quiero que cada país en la región que sostenga posiciones agresivas contra Israel entienda que sus ambiciones sin inútiles y que si persiguen sus objetivos será a un costo carísimo”.

Romney y Gingrich también criticaron el gobierno de Obama por hacer muy poco para detener los esfuerzos de Irán de desarrollar armas nucleares.

Los contendientes

Los restantes contendientes republicanos que hablaron en el foro también expresaron sus preocupaciones sobre las ambiciones nucleares de Irán.

El ex senador de Pennsylvania, Rick Santorum, recordó que durante su período en el Congreso trabajó para llamar la atención sobre la amenaza que Irán supone para Israel y para Estados Unidos. “Todos entendemos que la real amenaza existente contra el estado de Israel, y la amenaza real a la seguridad de nuestro país en el largo plazo, es la teocracia en Irán”, sostuvo.

El ex gobernador de Utah, el embajador Jon Huntsman, dijo que fortalecería los vínculos con Israel en caso de ser electo, como parte de una política exterior amplia. Huntsman se desempeñó como embajador estadounidense en China durante el gobierno del presidente Obama hasta principios de 2011.

“Es tiempo que el mundo entienda quiénes son nuestros amigos y aliados”·, afirmó. "Es tiempo que el mundo entienda que estaremos junto a Israel todo el tiempo que sea necesario”.

También el gobernador de Texas, Rick Perry y la representante por Minnesota, Michele Bachmann, hablaron ante el grupo judío republicano.

El único contendiente republicano que no fue invitado a hablar, fue el representante por Texas y tercero en muchas de las encuestas, Ron Paul, quien ha dicho que de ser electo presidente no apoyaría el uso de acciones militares para prevenir que Irán desarrolle la capacidad de generar armas nucleares.

Funcionarios del gobierno del presidente Obama, por su parte, afirmaron que el gobierno estadounidense se mantiene firme en su apoyo a Israel.

La asesora de alto rango, Valerie Jarrett, dijo a la cadena de televisión MSNBC, que el presidente Obama “toma profundo cuidado de Israel en forma personal” y que “el compromiso del con Israel es inquebrantable y a toda prueba”.

Los republicanos han hecho esfuerzos en los últimos años para ganar el apoyo del voto de la comunidad judía en Estados Unidos. Los judíos-estadounidenses son el 2% de la población y el presidente Obama fue apoyado por el 75% del voto judío en la elección de 2008.

La mayoría de los candidatos a la nominación presidencial del Partido Republicano en Estados Unidos coincidieron en Washington y también en criticas las políticas del presidente Barack Obama, especialmente en relación con Israel e Irán.

Los contendientes para ser el nominado republicano para competir por la Casa Blanca ante el presidente Obama en noviembre de 2012, hablaron sobre política exterior en general y las relaciones específicamente con Israel, al hablar ante la Coalición Judía Republicana.

Los seis candidatos que llegaron hasta Washignton, criticaron al gobierno del presidente Obama por ser innecesariamente duro con Israel y por no ser lo suficientemente firme y fuete respecto de las ambiciones nucleares de Irán.

Entre los que participaron del encuentro se encontraba el actual líder de las encuestas, el ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, quien dijo “qué sobre decirle a Hamas, renuncien a la violencia y vengan a la mesa a negociar” reclamó. “Qué sobre ddecirle a la Autoridad Palestina, reconozcan a Israel y vengan a la mesa a negociar. Hay que terminar con esta persistente presión sobre un solo lado que sostiene que siempre es la culpa de Israel, no importa lo malo que sean los que están del otro lado”, afirmó Gingricht.

El ex presidente de la Cámara de Representantes ha surgido al frente en las encuestas superando al ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, en las encuestas nacionales y en la de los estados donde se realizan las primeras votaciones, como Iowa, Carolina del Sur y Florida .

Romney también habló ante el foro de Judíos Republicanos, donde dijo que las políticas del presidente Obama han envalentonado a los palestinos de línea dura y significan un retraso en las perspectivas de alcanzar la paz.

En tal sentido, Romney dijo que si es electo presidente en noviembre de 2012, visitará Israel en su primer viaje al exterior como presidente. “Quiero que el mundo sepa que los vínculos con Israel son incuestionables” dijo Romney. “Quiero que cada país en la región que sostenga posiciones agresivas contra Israel entienda que sus ambiciones sin inútiles y que si persiguen sus objetivos será a un costo carísimo”.

Romney y Gingrich también criticaron el gobierno de Obama por hacer muy poco para detener los esfuerzos de Irán de desarrollar armas nucleares.

Los contendientes

Los restantes contendientes republicanos que hablaron en el foro también expresaron sus preocupaciones sobre las ambiciones nucleares de Irán.

El ex senador de Pennsylvania, Rick Santorum, recordó que durante su período en el Congreso trabajó para llamar la atención sobre la amenaza que Irán supone para Israel y para Estados Unidos. “Todos entendemos que la real amenaza existente contra el estado de Israel, y la amenaza real a la seguridad de nuestro país en el largo plazo, es la teocracia en Irán”, sostuvo.

El ex gobernador de Utah, el embajador Jon Huntsman, dijo que fortalecería los vínculos con Israel en caso de ser electo, como parte de una política exterior amplia. Huntsman se desempeñó como embajador estadounidense en China durante el gobierno del presidente Obama hasta principios de 2011.

“Es tiempo que el mundo entienda quiénes son nuestros amigos y aliados”·, afirmó. "Es tiempo que el mundo entienda que estaremos junto a Israel todo el tiempo que sea necesario”.

También el gobernador de Texas, Rick Perry y la representante por Minnesota, Michele Bachmann, hablaron ante el grupo judío republicano.

El único contendiente republicano que no fue invitado a hablar, fue el representante por Texas y tercero en muchas de las encuestas, Ron Paul, quien ha dicho que de ser electo presidente no apoyaría el uso de acciones militares para prevenir que Irán desarrolle la capacidad de generar armas nucleares.

Funcionarios del gobierno del presidente Obama, por su parte, afirmaron que el gobierno estadounidense se mantiene firme en su apoyo a Israel.

La asesora de alto rango, Valerie Jarrett, dijo a la cadena de televisión MSNBC, que el presidente Obama “toma profundo cuidado de Israel en forma personal” y que “el compromiso del con Israel es inquebrantable y a toda prueba”.

Los republicanos han hecho esfuerzos en los últimos años para ganar el apoyo del voto de la comunidad judía en Estados Unidos. Los judíos-estadounidenses son el 2% de la población y el presidente Obama fue apoyado por el 75% del voto judío en la elección de 2008.

XS
SM
MD
LG