Enlaces para accesibilidad

Un ‘App’ para el corazón

  • Voz de América - Redacción

La aplicación envía una fotografía a los médicos con la descripción de la actividad cardíaca del paciente que ha sufrido un ataque cardíaco.

La aplicación envía una fotografía a los médicos con la descripción de la actividad cardíaca del paciente que ha sufrido un ataque cardíaco.

Una aplicación podría mejorar las probabilidades de vida de una víctima de ataque cardíaco al alertar a los médicos con anticipación.

Un grupo de investigadores diseñó una nueva aplicación para teléfonos iPhone, que advertiría inmediatamente a los doctores que una persona con un reciente ataque cardíaco llegará de emergencia al hospital, lo que pondría en alerta a los especialistas.

El ‘App’ también envía de forma inmediata a los doctores el diagnóstico con el tipo de ataque cardíaco específico sufrido y una fotografía que muestra la actividad cardíaca del paciente.

La aplicación para iPhone está especialmente diseñada para identificar a los pacientes que sufren de un tipo peligroso de ataque cardiaco conocido como STEMI, que ocurre cuando un coágulo en la arteria coronaria evita el natural flujo de sangre hacia el corazón.

A diferencia de muchos otros tipos de ataques al corazón, el STEMI aparece claramente en un electrocardiograma o ECG, una prueba que mide la actividad eléctrica del corazón, por medio de cables conductores que se colocan en el pecho que rodea el corazón y que a su vez describen la actividad cardíaca de una persona.

La aplicación experimental del iPhone, envía a los técnicos y médicos de emergencia una imagen con la descripción de la actividad cardíaca (ECG), lo que les permitiría no sólo prepararse mejor para recibir al paciente, sino también ser más rápidos en la atención aumentando sus probabilidades de vida.

La aplicación fue desarrollada por el profesor David Burt y sus estudiantes de la Universidad de Virginia en Charlottesville.

Los desarrolladores pusieron a prueba la aplicación unas 1.500 veces utilizando tres redes de telefonía móvil de Estados Unidos en un área urbana. Normalmente, cuando los equipos médicos de emergencia envían una imagen ECG a un hospital por correo electrónico habitual, puede tardar entre 38 y 114 segundos (casi dos minutos), un largo tiempo cuando la vida de un paciente está en juego.

Burt asegura que con esta aplicación, aún sin nombre, la velocidad en que llega la imagen a los especialistas es diez veces mayor.
XS
SM
MD
LG