Enlaces para accesibilidad

Solución a crisis migratoria en manos de Ángela Merkel


Alemania ha sido el país europeo que más personas ha acogido. Al final del año 2015 podría recibir a cerca de 1,5 millones de inmigrantes.

Alemania ha sido el país europeo que más personas ha acogido. Al final del año 2015 podría recibir a cerca de 1,5 millones de inmigrantes.

Mantener viva la idea de una Europa sin fronteras parece ser la misión de la dama de hierro de Alemania, especialmente en el momento en que, para algunos, la mayor "amenaza" parece llegar en forma de niños, hombres y mujeres sirios, afganos e iraquís.

El volumen de solicitantes de refugio en Europa ha llegado a un punto en el que amenaza con desestabilizar el modelo europeo.

Esto ha hecho que el continente busque aliados que le permitan encontrar una solución al que podría llamarse el mayor desafío de su historia.

Es así, como la inestabilidad, la violencia y el surgimiento de un grupo que une el fanatismo religioso con la pericia militar en el Medio Oriente parecen ser la combinación necesaria para que la canciller alemana, Ángela Merkel, considerara seria y públicamente la candidatura de Turquía para hacer parte del plan de integración regional más grande del mundo.

Las declaraciones dadas por Merkel a mediados del mes de octubre (2015) crean gran expectativa debido a que ponen sobre la mesa la posibilidad de que Alemania ayude a acelerar el proceso de remover el requisito de visa Schengen para los turcos y que ayude a impulsar las ya prolongadas negociaciones para que Turquía sea miembro de la Unión Europea.

Aunque Turquía ha sido candidato a miembro de la UE desde 1999, las negociaciones de acceso iniciaron hasta 2005, y nunca antes se había contemplado públicamente la posibilidad de que Alemania abandonara su tradicional posición opositora para apoyar la causa turca ante el organismo.

Sin embargo, el ofrecimiento de una posible vinculación a la organización de integración regional más grande del mundo, no es gratuito. A Turquía se le solicita que monitoree sus fronteras más efectivamente, mejore las condiciones para los refugiados en su territorio e imponga restricciones a algunos nacionales que entran libremente a Turquía.

Sin lugar a dudas esta es la máxima expresión de la Realpolitik, como la política basada en intereses o acciones concretas de acuerdo con circunstancias temporales. Especialmente cuando antes de que la crisis se manifestara, la pertenencia de Turquía a la Unión Europea en el corto plazo parecía simplemente un sueño distante que ninguno de los países pertenecientes al modelo europeo apoyaba públicamente.

Finalmente, y aunque la crisis migratoria le ha costado a la canciller alemana puntos en las encuestas, sin causar hasta ahora daño político severo, el debate al interior de la Unión hace que las declaraciones de Merkel tengan un eco especial que abre la puerta a una solución temporal con la participación de Turquía como más que un aliado al exterior de las fronteras europeas.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG