Enlaces para accesibilidad

Amnistia Internacional: 2011


Este año el informe resalta de manera especial el derecho a la libertad de expresión.

Este año el informe resalta de manera especial el derecho a la libertad de expresión.

En su informe anual la organización no gubernamental sostiene que la defensa de los derechos humanos sigue siendo algo peligroso en Latinoamérica.

La organización Amnistía Internacional (AI) pidió a los países del mundo que aprovechen la coyuntura histórica que ofrecen las revueltas en el Norte de Africa y en el mundo árabe para dar un impulso global a la situación de los derechos humanos.

Al presentar el informe titulado "El estado de los derechos humanos en el mundo", Susan Lee, directora para América de la organización internacional con sede en Londres, declaró que lo que se está diciendo a los gobiernos de la región es “que no se puede buscar el desarrollo económico sacrificando los derechos de la gente".

Según el documento, la defensa de los derechos humanos sigue siendo una tarea peligrosa en países como Brasil, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Honduras, México y Venezuela, donde activistas fueron víctimas de homicidios, amenazas, acoso o actuaciones judiciales arbitrarias.

La organización documentó casos de presos de conciencia en 48 países, torturas y malos tratos en 98, y juicios injustos en al menos 54.

También denunció la represión de la disidencia en Venezuela, donde según dijo continuó la intimidación de activistas de derechos humanos, se denunciaron abusos y crímenes cometidos por cuerpos de seguridad, y "se procesaron por cargos de motivación política a personas que habían criticado al gobierno, aparentemente con el fin de silenciarlas".

El informe destaca la falta de independencia de la judicatura en Venezuela y puso como ejemplo el caso de la jueza María Lourdes Afiuni Mora, "detenida en diciembre de 2009 por cargos infundados" y cuya libertad fue demandada de forma inmediata e incondicional por tres relatores de Naciones Unidas.

Este año AI resaltó de manera especial en su informe el derecho a la libertad de expresión, señaló que ésta se ve amenazada al menos en 89 países, incluidos China e Irán, y dio cuenta de que casi 400 trabajadores de medios de comunicación recibieron amenazas, y al menos 13 periodistas murieron a manos de victimarios no identificados.

"La situacin de la prensa es sumamente preocupante. El acoso, las amenazas y los asesinatos de periodistas van en aumento", dijo Lee.

Entre las denuncias, AI citó además el caso de Cuba, donde se mantuvieron restringidas las libertades de expresión, asociación y reunión durante 2010, todos los medios de comunicación siguieron bajo el control del Estado, y se impidió el libre acceso de los ciudadanos a fuentes de información independientes.

En su informe 2011, titulado "El estado de los derechos humanos en el mundo", AI destaca el ejemplo a favor de la lucha por la libertad y la justicia que entrañan los levantamientos populares en Túnez, Egipto, Siria, Bahrein, Libia y Yemen.

El documento, que coincide con el 50 aniversario de la organización, señala que a pesar de los progresos alcanzados en el continente americano en materia de derechos humanos, aún persisten los abusos en la región, especialmente los cometidos contra grupos vulnerables como los indígenas.

Dice que en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, Panamá, Paraguay y Perú, los indígenas, considerados un obstáculo para los intereses comerciales fueron víctimas de amenazas, acoso, desalojos forzosos, desplazamientos y homicidios.

XS
SM
MD
LG