Enlaces para accesibilidad

Amnistía Internacional denuncia a Rusia y Siria

  • Voz de América - Redacción

Un ataque aéreo en la norteña provincia siria de Idlib destruyó una clínica temporal apoyada por Médicos Sin Fronteras dejando varios muertos y heridos. Foto archivo. Feb. 15, 2016.

Un ataque aéreo en la norteña provincia siria de Idlib destruyó una clínica temporal apoyada por Médicos Sin Fronteras dejando varios muertos y heridos. Foto archivo. Feb. 15, 2016.

La organización defensora de los derechos humanos dice que los ataques aéreos de Rusia y Siria contra hospitales son intencionales.

Amnistía Internacional acusó a las fuerzas rusas y sirias de atacar deliberadamente hospitales e instalaciones médicas con bombardeos aéreos para abrir camino a las fuerzas terrestres que avanzan en el norte de Aleppo.

Tirana Hassan, la directora de Respuesta para Crisis del grupo, dijo que en los últimos tres meses, "las fuerzas sirias y rusas han estado atacando deliberadamente instalaciones médicas en flagrante violación de la ley humanitaria internacional".

Pero lo realmente terrible, dijo Hassan, es que destruir hospitales parece haberse convertido en parte de su estrategia militar.

Amnistía Internacional dice que tiene "evidencia indiscutible" de ataques a seis instalaciones médicas en donde murieron tres civiles, incluido un trabajador de salud y 44 personas resultaron heridas.

El grupo dice que la información que ha recibido de trabajadores de salud en Anada y Hreitan, dos pueblos cercanos a Aleppo, dejan claro que la estrategia de las fuerzas del gobierno sirio y de sus aliados militares rusos era obligar a los residentes a abandonar el pueblo destruyendo instalaciones médicas y los sistemas de agua y electricidad para facilitar una invasión terrestre.

Al mismo tiempo, el enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, dijo que el cese el fuego parcial que comenzó hace seis días está mayormente cumpliéndose. Pese a enfrentamientos esporádicos, De Mistura dijo que la tregua ha "reducido bastante" la violencia.

El enviado de la ONU está en Ginebra para una reunión de la fuerza de tarea encabezada por EE.UU. y Rusia para monitorear la situación en Siria. "La situación es frágil. El éxito no está garantizado, pero el progreso es visible", dijo De Mistura, quien planea comenzar una nueva ronda de conversaciones de paz para Siria el 9 de marzo.

XS
SM
MD
LG