Enlaces para accesibilidad

Enviado de Gadhafi en Venezuela


Venezuela y Chile asumieron la presidencia pro Tempore de Celac para preparar los estatutos.

Venezuela y Chile asumieron la presidencia pro Tempore de Celac para preparar los estatutos.

En el discurso de bienvenida a los cancilleres latinoamericanos, Chávez trató de abogar en favor del líder libio Moammar Gadhafi.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, marcó la agenda de la discusión de los cancilleres de América Latina y el Caribe (CALC) reunidos en Caracas.

Lo que debía ser un discurso de bienvenida al encuentro destinado a programar la cumbre que se celebrará en julio en la misma capital venezolana, y al cual acudirán los mandatarios para crear un organismo internacional latinoamericano sin Estados Unidos ni Canadá, terminó convirtiéndose en un señalamiento de directivas del presidente Chávez a los cancilleres.

Chávez reclamó a los cancilleres discutir "las cláusulas democráticas, pero aceptando las sensibilidades y diferencias". El discurso del mandatario a los cancilleres fue más allá de una apertura del evento y también estuvo dirigido a abogar en favor del líder libio Moammar Gadhafi.

El mandatario venezolano dijo "permitanme la travesura" en anticipo a su mensaje fuera del contexto diplomático del encuentro, anunciando que "acabo de saludar a un delegado de Moammar Gadhafi que llegó anoche. Ustedes saben que es nuestro amigo, hace mucho tiempo", pero insitió en que "esto va más allá de las amistades".

Si bien reconoció que "este no es el tema de esta reunión", continuó arengando a los cancilleres, señalando que "¿quién tiene y puede asumir el derecho de lanzar bombas porque no me gusta lo que esta pasando ahí o no me gusta el gobernante?" y recordó que "ayer bombardearon la residencia de Gadhafi. Andan buscándolo para matarlo", dijo Chávez.

"¿Cómo apoyar eso?", se preguntó Chávez en un encuentro donde el tema de Libia no estaba en la agenda.

Encuentro diplomático

En el encuentro de corte diplomático los cancilleres de 29 países pretenden abordar la integración y el desarrollo de la región y avanzarán en la agenda de la cumbre presidencial del 5 de julio en Venezuela en la que se definirán los estatutos de la llamada Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), una organización paralela a la Organización de Estados Americanos (OEA) que excluye a Estados Unidos y Canadá.

La iniciativa tomó forma durante la cumbre de Cancún el pasado mes de febrero, con el objetivo de desalinearse de la influencia de los países norteamericanos en la región.

"Es una propuesta para desprendernos definitivamente del coloniaje (en el) que EE.UU. puso a este continente", dijo entonces el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

La fecha de la próxima cumbre de julio coincidirá con la conmemoración del Bicentenario de la Independencia venezolana.

Según el documento otro de los objetivos es "es hacer seguimiento a los acuerdos alcanzados en la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, celebrada en México" el pasado mes de febrero, así como analizar nuevos planes de reconstrucción para Haití.

Se espera también que los cancilleres analicen la situación de Honduras que pretende volver a participar activamente en los organismos supranacionales.

Venezuela y Chile asumieron por mandato colectivo la presidencia Pro Tempore de Celac para preparar los Estatutos de la institución.

XS
SM
MD
LG