Enlaces para accesibilidad

Venta de Globovisión después de elecciones

  • Voz de América - Redacción

Carlos Zuloaga, vicepresidente ejecutivo de Globovisión asegura que la venta es la única salida que encontró para dar proyección en el tiempo a Globovisión y mantener la nómina de casi 500 personas.

Carlos Zuloaga, vicepresidente ejecutivo de Globovisión asegura que la venta es la única salida que encontró para dar proyección en el tiempo a Globovisión y mantener la nómina de casi 500 personas.

Desde el exilio el vicepresidente ejecutivo de la televisora venezolana, Carlos Zuloaga, aclaró que el canal de noticias no ha sido vendido todavía.

A punto de cerrar las negociaciones de venta del canal de noticias venezolano, Globovisión, su vicepresidente ejecutivo Carlos Zuloaga, envió el lunes una carta a los más de 500 trabajadores para aclarar que el medio de comunicación todavía no ha sido vendido y que esperarán hasta después de las elecciones presidenciales del próximo 14 de abril.

De igual manera confirmó que efectivamente sí tienen una oferta de compra y una intención “obligada” de venta debido a la situación “inviable” que enfrenta Globovisión a nivel económico, político y jurídico por la continua persecución y acoso del gobierno venezolano.

La venta de Globovisión se iba a concretar esta semana, pero solicitaron una prórroga al inversionista interesado hasta después de las elecciones. El interesado en adquirir la mayoría de las acciones de Globovisión es el empresario Juan Domingo Cordero, gerente de la compañía de seguros La Vitalicia.

En la carta que envió Zuloaga explica que no es la oferta que hubiesen querido, pero que en estos momentos es la mejor decisión, especialmente pensando en la continuación en el tiempo del medio de comunicación y el mantenimiento de sus empleados, quienes han enfrentado por 13 años una serie de inconvenientes y trabas por parte del gobierno, pero que al mismo tiempo han logrado que Globovisión sea reconocido como el único canal que “informa con la verdad” en Venezuela.

“Somos inviables económicamente, porque nuestros ingresos ya no cubren nuestras necesidades de caja. Ni siquiera podemos subir los sueldos lo suficiente para compensar la inflación y mucho menos para compensar la devaluación. Somos inviables políticamente, porque estamos en un país totalmente polarizado y del lado contrario de un gobierno todopoderoso que quiere vernos fracasar. Somos inviables jurídicamente porque tenemos una concesión que termina y no hay actitud de renovárnosla”, señaló Carlos Zuloaga.

Zuloaga expresó que la decisión la tomó pensando en sus trabajadores a quienes pidió total colaboración con el grupo que entre a dirigir el canal.

Esta decisión de vender el medio noticioso fue considerada otro ataque a la libertad de prensa no solo en Venezuela sino también en América Latina.
XS
SM
MD
LG