Enlaces para accesibilidad

Corrupción empaña gobierno de los Kirchner

  • Juan Ignacio González Prieto - Bs.As., Argentina

Investigan a empresarios amigos y socios del ex presidente Néstor Kirchner y de la actual mandataria, su viuda Cristina Fernández.

Investigan a empresarios amigos y socios del ex presidente Néstor Kirchner y de la actual mandataria, su viuda Cristina Fernández.

La Justicia de varios países investiga maniobras de corrupción y lavado de dinero de empresarios y funcionarios del gobierno de los presidentes Kirchner en Argentina por más de 50 millones de euros.

La Justicia de Argentina, Uruguay, Suiza y distintos organismos de control investigan graves denuncias por maniobras de lavado de dinero, por más de 50 millones de euros, que habrían realizado empresarios amigos y socios del ex presidente Néstor Kirchner y de la actual mandataria Cristina Fernández, entre los años 2003-2013.

La investigación se inició luego de los informes –que llevaron más de 2 años de trabajo- del programa de televisión “Periodismo para Todos” del Canal 13 de Buenos Aires conducido por el periodista Jorge Lanata, donde se denunciaban, a través de protagonistas y testigos, sobornos y corrupción en la realización de obras públicas del gobierno, negocios inmobiliarios y operaciones financieras.

En las maniobras aparecen nombres importantes como la del empresario Lázaro Báez, el ministro de Infraestructura, Julio De Vido, el ex Secretario Privado Presidencial Daniel Muñoz, el financista Federico Elaskar, el operador financiero Leonardo Fariña, el contador público Daniel Pérez Gadín y el especialista en Mercadeo Fabián Rossi.

La ex secretaria privada del ex presidente Kirchner, durante 7 años, Miriam Quiroga confesó que “el dinero se llevaba en bolsos, que se pesaban, desde la Casa Rosada a la residencia presidencial de Olivos y desde ahí, a la provincia de Santa Cruz, a la casa de los Kirchner”.

“Mi despacho lo tenía enfrente al del presidente, obviamente que por ahí pasaba toda la gente que luego se entrevistaba con Kirchner. Bueno, luego venía Daniel Muñoz-el secretario privado- con un bolso de dinero y me decía jocosamente, dale toma, pesá, cuanto hay acá dentro.

Eso es lo que yo veía cuando venían los empresarios como Lázaro Báez, Cristóbal López, Eskenazi. De ahí, Daniel Muñoz lo llevaba a la residencia de Olivos y de ahí a Santa Cruz. A veces los llevaba en avión y otras por vía terrestre”, afirma Quiroga.

La ruta más importante del dinero, según los denunciantes, viajaba en vuelos privados desde Santa Cruz hasta el aeropuerto de San Fernando en las afueras de Buenos Aires, de ahí hacia Uruguay, desde donde se realizaban transferencias a cuentas bancarias de empresas extranjeras creadas en paraísos fiscales como Panamá, Bélice e islas del Caribe o se depositaba en cuentas en Suiza.

Se crearon más de 30 empresas irregulares que son investigadas por el fiscal federal Guillermo Marijuán y el juez federal Sebastián Casanello. Ya hubo varios allanamientos de la policía de seguridad aeroportuaria a las casas, oficinas y financieras de los involucrados y hasta se pidió colaboración al exterior, confirmó el embajador de Suiza en la Argentina, Johannes Matyassy.

“Tenemos la obligación de mirar de dónde provienen los fondos y si tenemos sospechas fundamentadas que puede haber algo malo en ese dinero, se hace un informe a la unidad de investigación financiera para que empiece una investigación. Y en este caso, ya se abrió una investigación penal”, manifestó el embajador Matyassy.

Hasta el momento, el gobierno argentino ha mantenido un silencio absoluto sobre el tema y sólo el empresario Lázaro Báez, dueño de varias constructoras en la Patagonia y amigo del matrimonio Kirchner se ha defendido afirmando que es “una operación para perjudicar al ex presidente”.

“En este momento me quieren utilizar, y honestamente, quiero pedir disculpas porque no he encontrado otra palabra más adecuada que la de forro….para manchar el honor de un amigo, como fue Néstor.

No es de buena gente ensuciar a alguien que no puede defenderse y que murió peleando para mejorar la calidad de vida de los argentinos. A los únicos que les quiero pedir perdón es a mi familia porque se ha puesto en riesgo la integridad y seguridad de ellos con estas barbaridades.

Me quieren mostrar como un hombre oscuro y turbio, y no es así, lo mismo han hecho con mis empresas; pero es mentira, aclaró Lázaro Báez.

El escándalo ha tenido gran repercusión en los medios de comunicación y en las redes sociales y varias consultoras privadas han confirmado que ha dañado la imagen presidencial, que ha bajado 10 puntos, en la previa de las elecciones “claves” legislativas de octubre.
XS
SM
MD
LG