Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca: Venezuela no es amenaza a EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Altos funcionarios de la Casa Blanca clarificaron el uso del término "amenaza" por EE.UU. para aplicar sanciones.

Altos funcionarios de la Casa Blanca clarificaron el uso del término "amenaza" por EE.UU. para aplicar sanciones.

Asesor de seguridad nacional Ben Rhodes aclara que el término “amenaza” es utilizado para establecer sanciones, y no necesariamente porque Venezuela literalmente intimide al país.

El asesor presidencial en Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, aclaró que Venezuela no constituye una amenaza literal para Estados Unidos, y que el término que utilizó el país para sancionar a siete funcionarios venezolanos por violaciones a derechos humanos es común legalmente.

“Estados Unidos no cree que Venezuela representa alguna amenaza a nuestra seguridad nacional. Honestamente, tenemos un formato con el que elaboramos nuestras órdenes ejecutivas”, dijo Rhodes en una teleconferencia.

El término ha provocado un extendido rechazo a nivel regional, aun cuando desde un principio EE.UU. explicó que el uso de “amenaza inusual y extraordinaria” para Venezuela era un concepto legal que permitiría apuntar más alto en la jerarquía venezolana.

"El lenguaje que llamó tanto la atención es completamente pro forma", agregó Rhodes. "Tenemos un marco legal para formular este tipo de órdenes ejecutivas”.

Por su parte, Ricardo Zúñiga, encargado de América Latina del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, señaló que EE.UU. no tiene ninguna animadversión contra Venezuela.

“Tenemos interés en el éxito de Venezuela, en su prosperidad, su seguridad, su estabilidad, su democracia. Somos su principal socio comercial”, dijo.

Tras las sanciones, el presidente venezolano Nicolás Maduro montó una campana nacional para reunir firmas instando a Obama a abolir la orden ejecutiva, señalando que el pais “no es amenaza”, sino “esperanza”.

Maduro además dijo que llevará el mensaje a la Cumbre de las Américas, lo que promete ser uno de los temas que genere noticia durante la cita panameña.

"Pensamos que la Cumbre debería ser un momento para poder tener un intercambio civilizado con todos los líderes de las Américas, no tenemos ninguna preocupación de poder hablar con cualquier participante de la Cumbre. De eso se trata el diálogo", dijo Zúñiga al respecto.

De hecho, la Cumbre debe servir para "hablar con seriedad sobre los asuntos que nos unen y los temas que nos dividen, con respeto al anfitrión y a los otros líderes presentes", concluyó.

XS
SM
MD
LG