Enlaces para accesibilidad

Microbios en comunidades indígenas son más diversos

  • Voz de América - Redacción

Flora intestinal en poblaciones indígenas como los matse o los munduruku es más diversa que la de personas en EE.UU.

Flora intestinal en poblaciones indígenas como los matse o los munduruku es más diversa que la de personas en EE.UU.

Estudio demuestra que flora bacteriana en comunidades indígenas es más diversa que en estadounidenses.

La composición de microbios intestinales de poblaciones en diferentes partes del mundo refleja su estilo de vida y podría tener importantes aplicaciones para la salud mundial, según establece un nuevo estudio.

Expertos explicaron que la composición microbiana intestinal es más diversa en grupos indígenas, comparados con comunidades de países industrializados.

El estudio comparó la población indígena matse, que se encuentra en una comunidad andina en el pueblo de Tunapunco, en la Amazonía; y una población industrial en Norman, Oklahoma, EE.UU.

Según los resultados del estudio, al igual que otros grupos de cazadores-recolectores alrededor del mundo, los matse tienen en su flora intestinal bacteria común con el pueblo hadza, en África, y la especie mas cercana a los humanos, los primates, pero que está ausente en poblaciones modernas en países industriales como EE.UU.

Treponema, la bacteria en cuestión, es un tipo de microbio que ayuda a metabolizar alimentos fibrosos y ayuda a producir químicos antinflamatorios.

Estudios previos han discutido que la pérdida de diversidad en la composición microbiana intestinal en poblaciones de países industrializados han causado un incremento en desórdenes autoinmunes, como el asma y las alergias.

“La pregunta ahora es si la pérdida de treponema podría explicar el incremento en enfermedades de autodefensa en poblaciones industriales. Este será el siguiente paso en esta investigación”, dijo Cecil Lewis, codirector de los Laboratorios de Antropología Molecular e Investigación Microbiana en la Universidad de Oklahoma.

“Estudios de esta bacteria nos dan la oportunidad de crear nuevos caminos para su posible restauración y la mejora de nuestro sistema inmunológico”, agregó.

Lewis y su equipo busca seguir estudiando a la comunidad matse para investigar si cambios alimenticios serían suficientes para restaurar la diversidad intestinal de poblaciones industrializadas.

También esperan observar cómo cambios en esta comunidad indígena, que en los últimos años ha empezado a consumir productos procesados gracias a su mayor interacción con el mundo moderno, afectarán su diversidad microbiana. Algo que podría revelar cómo las poblaciones modernas perdieron bacterias importantes, como treponema, en el pasado.

XS
SM
MD
LG