Enlaces para accesibilidad

Más muertes en Libia


Un hombre carga parte de los restos de una víctima luego de protestas en Benghazi.

Un hombre carga parte de los restos de una víctima luego de protestas en Benghazi.

Aumenta el número de muertos en las violentas manifestaciones entre opositores al gobierno y las fuerzas de seguridad en Libia.

Más de 200 personas habrían muerto el lunes en cruentos enfrentamientos en la capital de Libia, según informó el canal de tv catarí Al Jazeera.

La cadena de televisión Arabiya, dijo que aviones militares libios dispararon contra manifestantes que exigen en fin del gobierno de Moammar Gadafi, quien lleva 41 años en el poder.

Algunos medios especularon que Gadafi podría haber salido del país con rumbo a Venezuela, pero la televisión estatal libia mostró tarde de noche cerca de 30 segundos con imágenes del propio gobernante en las que éste afirmó que estaba en Trípoli "y no en Venezuela”.

Gadafi fue visto cuando se disponía a subir a un vehículo protegiéndose de la lluvia con un paraguas, delante de su residencia-cuartel de Bab Al Aziziya.

Líderes de todo el mundo exigen una resolución pacífica a las manifestaciones en Libia, donde se estima que hay centenares de víctimas mortales.

La situación ha vuelto a dar un nuevo giro después de que el hijo del líder libio, Moammar Gadhafi, dijo en un discurso televisado que el país caerá en una sangrienta guerra civil si derrocan el gobierno de su padre que lleva 40 años.

Estados Unidos ordenó a todo su personal no esencial que abandone Libia y advirtió a los ciudadanos estadounidenses que eviten viajar a ese país del norte de Africa, en momentos en que arrecian las manifestaciones contra el gobierno.

Estados Unidos también expresó objeciones sobre el uso de fuerza letal contra los manifestantes durante reuniones con el ministro de Relaciones Exteriores libio Musa Kusa y otros funcionarios. Mientras, el primer ministro británico, David Cameron, dijo que la mortal represión del gobierno libio a los manifestantes anti gubernamentales es completamente atroz e inaceptable.

El secretario general de la Liga Árabe, Amr Moussa, llamó al fin de la violencia en la nación del norte de África, y dijo que las demandas de los manifestantes libios con legítimas.

Otros países contemplan medidas similares de evacuación mientras, los funcionarios de la Unión Europea alentaron a Libia a que avance hacia la democracia, al tiempo que expresaron su temor por la seguridad de sus ciudadanos en Libia.

Entre tanto, los medios informan que el Ministro de Justicia libio, Abdul Jalil Mustafá, ha renunciado en protesta por el uso excesivo de la violencia contra los manifestantes y se prevén más renuncias.

Alerta del hijo de Gadafi

En un incoherente discurso, este lunes 21 de febrero por la mañana temprano, Saif al-Islam Gadhafi advirtió que ríos de sangre consumirán al país rico en petróleo y que aún vería el retorno de las potencias coloniales si la situación queda fuera de control. La represión contra los manfiestante ya ha dejado más de 200 muertos.

“Libia no es Egipto. Consiste de tribus y clanes. No son sociedades con partidos. Son partidos y clanes. Todos conocen sus deberes. Esto podría causar una guerra civil y repetiremos la guerra civil de 1936”, dijo Saif al-Islam Gadhafi.

Posteriormente el hijo del líder libio insistió con la idea de que “Libia no es Túnez ni Egipto. Libia tiene petróleo, lo que ha unido a toda Libia y esta fue una de las principales razones por la que Libia permaneciera unida”.

También el hijo de Gadhafi acusó a los exiliados libios, a los islamistas, a la prensa extranjera, a los abusadores de drogas y criminales de fomentar la violencia.

Otras de las alertas emitidas por Saif al-Islam Gadhafi, fue cuando describió a Libia como una sociedad tribal inundada en armas que, según dijo, rápidamente descenderían hacia una guerra civil.

Gadhafi ofreció un vago paquete de reformas, pero su principal mensaje fue amenazar a los libios con la perspectiva de un caos y dijo que su padre, el líder libio Moammar Gaddafi enfrentará una revuelta popular hasta "el último hombre".

Reacciones

En tanto Estados Unidos y la Unión Europea condenaron la represión en Libia que ha provocado decenas de víctimas entre los manifestantes anti gubernamentales, y exhortaron al gobierno libio que no use la violencia contra manifestantes pacíficos.

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, condenó firmemente la violencia en Libia y dijo que el mundo observa la situación en ese país “con alarma”.

En una declaración difundida en Washington, Clinton señaló que el “gobierno libio tiene la responsabilidad de respetar los derechos universales del pueblo”, y también llamó a detener el “inaceptable baño de sangre” en esa nación.

También los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, reunidos en Bruselas, emitieron una declaración en la que condenan lo que llaman la represión de Libia contra manifestantes pacíficos y deploraron la muerte de civiles.

Los cancilleres europeos exhortaron al gobierno libio a que ejerza moderación, que se abstenga del uso de la violencia y que comience un abierto y significativo diálogo para atender las legítimas aspiraciones de reformas.

Entre tanto, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo en una declaración que piensa presentar al liderazgo libio lo que llamó informes muy preocupantes que emanan de Libia.

Comienzan evacuaciones

La Ministra de Relaciones Exteriores de España, Trinidad Jiménez, dijo que la Unión Europea está coordinando la posible evacuación de sus ciudadanos de Libia, tras la expansión de las protestas la capital, Trípoli.

La canciller española dijo, este lunes, en Bruselas, que los gobiernos de la Unión Europea están muy preocupados por la situación en Libia y que están discutiendo cómo cooperar en la evacuación de sus ciudadanos, particularmente de la ciudad oriental de Benghazi, donde se ha concentrado la mayor violencia.

Varias importantes compañías energéticas europeas tienen operaciones en Libia, uno de los principales productores de petróleo de África. La británica BP dijo, este lunes, que se prepara para evacuar a unos 40 trabajadores de Libia, donde ha suspendido la exploración petrolera en sus costas debido a los disturbios.

Por otra parte, Turquía anunció que ya ha evacuado casi 600 de sus ciudadanos de Libia después que saqueadores atacaran las instalaciones de compañías de construcción turcas.

XS
SM
MD
LG