Enlaces para accesibilidad

Alemania 3 - Uruguay 2


Sami Khedira celebra con Per Mertesacker el tercer gol que le dio a los alemanes la medalla de bronce en el Mundial de Sudáfrica.

Sami Khedira celebra con Per Mertesacker el tercer gol que le dio a los alemanes la medalla de bronce en el Mundial de Sudáfrica.

Por quinta ocasión en la historia de los Mundiales Alemania se enfunda el bronce.

El equipo europeo con más finales mundialistas se tuvo que conformar esta vez con el tercer puesto que, para una selección completamente renovada en donde la media de edad es de 25 años, es toda una proeza.

Los “teutones” como ya se tenía previsto, salieron al terreno de juego con jugadores que no habían gozado de minutos en Sudáfrica, dejando en el banco a otros que fueron protagonistas, como Miroslav Klose, Lukas Podolski, Phillip Lahn y hasta el mismo portero Neuer.

Uruguay al contrario salió con un esquema totalmente ofensivo. Tres hombres al ataque en los que se incluía a Diego Forlán y Luis Suárez. Sin embargo los germanos pegaron primero.

A penas en el minuto 19 Bastian Schweinsteiger soltó un riflazo potente que le quemó las manos a Muslera, el portero “charrúa”, quien permitió el rebote que aprovechó Thomas Muller, para marcar su quinto gol del torneo, y el primero del partido.

Alemania era mejor pero Uruguay le daría la vuelta completa al encuentro.

Con los “teutones” lanzados al ataque, Forlán recibió un balón que rompió por la frontal rápidamente para la corrida de Cavani quien como todo un atacante mandó cruzado y por el suelo una pelota que terminó besando la red de Butt, el meta alemán.

El gol no solo sirvió para igualar el partido sino para inyectar un poco de autoestima a una selección que se creció como la espuma en los últimos minutos del primer tiempo.

Pero el gol llegaría luego del descanso. En el 51 Arévalo Ríos robó un balón por la banda derecha y mandó el centro para que Forlán, de primera, rematara a puerta y consiguiera uno de los goles más lindos del Mundial.

Uruguay le daba la vuelta a la tortilla y se ponía arriba en el marcador. Pero no pudo aguantar la presión que impuso la maquinaria "teutona".

Los germanos reaccionaron rápido y en el 56 Jansen puso de cabeza el gol del empate para su selección.

La “celeste” intentaba no perder el camino inicial, pero el desgaste físico pareció pesar y Alemania consiguió gracias a Khedira, una vez más de cabeza, el tercer gol para asegurar su quinto bronce en la historia de los Mundiales.

Forlán cerca estuvo de alargar el encuentro con un disparo que reventó en el larguero, en el último minuto de juego, pero la suerte estuvo del lado de los alemanes.

XS
SM
MD
LG