Enlaces para accesibilidad

No dan con el origen del brote


La Unión Europea pidió que se evite dar a conocer conclusiones prematuras o inexactas sobre el origen de la epidemia.

La Unión Europea pidió que se evite dar a conocer conclusiones prematuras o inexactas sobre el origen de la epidemia.

Los expertos sanitarios continúan sin conocer el origen del brote, ya que el rastreo de los alimentos ingeridos por los enfermos es complejo.

Aumenta la frustración en Alemania, donde no se logra identificar el origen del brote de la cepa venenosa de la bacteria E.coli.

Cuando saltó la alarma del brote las autoridades sanitarias comenzaron a rastrear los últimos alimentos ingeridos. La bacteria E.coli generalmente toma de tres a cuatro días para causar síntomas en una persona, pero también se puede incubar durante una semana o más, lo que presenta un gran inconveniente en la búsqueda.

David Weber, profesor de epidemiología en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, dice que la gente a menudo no recuerda que comió durante la semana pasada. El estudioso puso como ejemplo el tomate de una “salsa” como sospechoso de un brote de salmonella que afectó a Estados Unidos en 2008.

“No es solo la salsa, pero en la salsa hay tomates, cebollas, pimientos, especias. Y entonces, ¿Qué fabricante hizo la salsa? ¿De dónde consiguió los tomates? ¿Quién fue el vendedor? ¿Cuántos diferentes granjeros proveyeron tomates durante esa semana a ese vendedor?", explica Weber.

Seguir el rastro del germen hasta el cultivador puede ayudar a los investigadores a determinar que ocurrió y qué hacer para impedir que suceda de nuevo.

Sin embargo, el brote podría terminar sin que se diera con el origen, ya que Alemania cree que los efectos de la cepa letal de E. coli, que ya ha causado 23 muertes, están mermando.

Pero desde la Organización Mundial de la Salud se escuchan advertencias de que el tiempo apremia para hallar la fuente del brote más mortífero de la bacteria. Pero el comisionado de salud de la Unión Europea pidió que se evite dar a conocer conclusiones prematuras o inexactas sobre el origen de la epidemia, en referencia a las acusaciones primero contra los pepinos de origen español, y en segundo lugar sobre la soja de una granja del norte de Alemania.

La epidemia ha dejado hasta ahora 23 muertos y más de 2.400 infectados.

La UE destinará $219 millones de dólares para ayudar a los agricultores afectados por pérdidas en exportaciones, según anunció el comisario de Agricultura de la UE, Dacian Ciolos, como resultado del encuentro entre los ministros de agricultura de la eurozona.

Los agricultores recibirían de fondos europeos hasta un 30% del valor de las hortalizas que no pudieron comercializar debido al temor generado por el brote.

La causa del E.Coli en Alemania continúa siendo un misterio después que las autoridades descartaran que brotes orgánicos de soja sean los responsables de la epidemia.

XS
SM
MD
LG