Enlaces para accesibilidad

Alemania y Argentina van a cuartos


Javier Hernández anotó el descuento para México pero no fue suficiente para superar a la Argentina.

Javier Hernández anotó el descuento para México pero no fue suficiente para superar a la Argentina.

Los “teutones” fueron muy superiores a Inglaterra que quedó eliminada, mientras que la “albiceleste” mandó a los mexicanos a casa.

Fue un gran partido, hubo goles, pero Argentina ganó sin despeinarse.

El primer gol, posiblemente en fuera de lugar, no afectó el resto del partido en donde los sudamericanos fueron superiores a un equipo mexicano que buscaba revertir la historia. Esta vez, no fue posible.

El primero, en el minuto 26, una jugada que luchó Messi, quien por cierto sigue sin anotar en Sudáfrica, y que terminó en la cabeza de Tevez para abrir la cuenta de su selección.

El gol polémico pero efectivo fue el reflejo de todo un partido en donde Argentina puso coraje y demostró que vino a este Mundial para hacer historia.

Esa misma que continuó Gonzalo Higuaín al ubicarse como el goleador del mundial con cuatro goles. El cuarto que consiguió en el minuto 33 para favorecer a su equipo y para liderar, temporalmente, como el jugador con más goles en el Mundial.

En el segundo tiempo México sabía que tenía que arriesgar mucho más. Lanzó a su equipo al frente y provocó algunas jugadas de peligro. No lo suficiente para revertir el resultado pero demostró ser un equipo que las lucha todas.

Por supuesto que lucharlas todas no es suficiente para ganar un partido. Argentina sin esforzarse tanto logró finiquitar el cotejo, una vez más, gracias a un espléndido disparo de Tevez, el más peligroso del partido.

México consiguió el descuento luego de una excelente definición del “chicharito” Hernández, pero la historia estaba escrita, tal y como sucedió en 2006, y Argentina eliminó a México 3-1.

Argentina se enfrentará en cuartos de final ante Alemania este próximo seis de julio (2010), para definir al equipo que estará en semifinales.

Alemania 4 - Inglaterra 1

Un partido de lujo meritorio de una verdadera batalla por la vida. Alemania impuso su historia y estará por séptima vez consecutiva en cuartos de final.

Inglaterra no cambió el libreto de partidos anteriores. Entró despistado, impreciso y sin ideas. Poseían más tiempo la pelota pero no encontraban llegar a la portería rival.

Alemania, por el contrario, fue más táctico. Buscó siempre a Lukas Podolski y Miroslav Klose en ataque del equipo teutón y la estrategia tuvo éxito.

El minuto 20 del primer tiempo, Klose fue a buscar un largo pase frontal en la media luna del área, le ganó en carrera a Upson y definió preciso por abajo del James, el portero inglés, que vio la primera caída de su meta.

Los “leones” no reaccionaron ante el gol y Alemania encontró el segundo.

Muller, cargado a la izquierda del terreno de juego encontró a un solitario Podolski quien con gran fortuna batió una vez más a James. Alemania se imponía 2-0 y la goleada se veía venir.

Pero el segundo gol “teutón” despertó a los ingleses y a gran pase de Gerrard, Upson encontró de cabeza el primero para la selección de Fabio Capello.

Un minuto más tarde llegó el gol más polémico del Mundial. Un potente disparo de Lampard desde 35 metros sorprendió al Neuer, el portero alemán. La pelota golpeó el travesaño y picó medio metro adentro de la portería “teutona”, Lampard celebró el gol, Inglaterra hizo lo mismo, pero el línea anuló el gol.

Un error increíble que desmoralizó a los “leones” quienes no volvieron a encontrar el gol.

En el segundo tiempo se vio por primera vez en Sudáfrica a una Inglaterra peligrosa, lanzada al ataque. Pero nada arruinaría la noche destinada para los alemanes.

El riesgo de lanzarse al ataque fue bien aprovechado por los alemanes quien con dos contragolpes, finiquitados por Muller, pusieron la daga final a los “leones” que sangraron hasta morir.

Alemania ganó 4-1, y aunque el gol anulado pudo cambiar la historia en favor de los ingleses, el equipo “teutón” no dejó dudas de su poderío ofensivo.

XS
SM
MD
LG