Enlaces para accesibilidad

Sanz y Obama por el Ártico

  • Voz de América - Redacción

El español Alejandro Sanz se sorprendió al recibir una respuesta directa del presidente de EE.UU., Barack Obama, a su petición de hacer más por la protección del Ártico.

El español Alejandro Sanz se sorprendió al recibir una respuesta directa del presidente de EE.UU., Barack Obama, a su petición de hacer más por la protección del Ártico.

El cantante español logró que el presidente de EE.UU. le apoyara en su lucha por proteger el Ártico. Un esfuerzo que realiza como embajador de la ONG Greenpeace.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, respondió positivamente a la petición realizada por el cantante español Alejandro Sanz, para crear un santuario en el Ártico.

Sanz se mostró muy complacido cuando recibió la respuesta personal de parte del mandatario estadounidense, a principios de esta semana.

“Agradezco enormemente al presidente su respuesta positiva a una petición personal en nombre de Greenpeace y de todos los millones de personas que han firmado por la protección del Ártico. Su compromiso representa un espaldarazo enorme para nuestra causa”, declaró el artista.

El artista aseguró que la respuesta de Obama sin duda representa un fuerte apoyo al trabajo que realizan para impedir que las petroleras internacionales continúen rompiendo el Ártico en busca de petróleo. Algunas de estas empresas también son estadounidenses.

En la carta enviada por el presidente estadounidense, Obama asegura que “el Ártico juega un papel crítico en nuestros esfuerzos para hacer frente al cambio climático”.

“Durante demasiado tiempo ha habido una íntima relación entre las compañías petroleras y la agencia federal que les ha permitido perforar en busca de petróleo.

Parece como si los permisos fueran, a menudo, emitidos con pocas garantías de seguridad por parte de las compañías petrolíferas”, le escribió Obama a Sanz.

El cantante español explicó que ya hay más de cinco millones de firmas que exigen detener cualquier perforación que destruya el Ártico, y esperan conseguir que todos los países que lo comparten firmen un acuerdo para hacer del Ártico “un santuario de la humanidad”, denominación que consiguió la Antártida en 1991.
XS
SM
MD
LG