Enlaces para accesibilidad

Alcohol peor que cocaína y heroína


También está vinculado con índices más elevados de fallecimientos y con un mayor porcentaje de delitos que la mayoría de las otras drogas.

También está vinculado con índices más elevados de fallecimientos y con un mayor porcentaje de delitos que la mayoría de las otras drogas.

El alcohol es más peligroso que drogas ilegales como la heroína o el crack, un derivado de la cocaína

En el estudio, expertos británicos evaluaron diversas sustancias, incluyendo el alcohol, la cocaína, la heroína, el éxtasis y la marihuana, clasificándolas en base a lo destructivas que son para el individuo que las consume y para la sociedad en general.

Los investigadores analizaron el grado de adicción que genera una droga y cómo daña al cuerpo humano, incluyeron otros criterios, como el daño ambiental provocado por el narcótico, su papel en la desintegración familiar y sus costos económicos en cuidados médicos, servicios sociales y cárceles.

La heroína, el crack y la metanfetamina, o metanfetamina de cristal, son las drogas más letales para los individuos.

Al considerar sus efectos sociales más amplios, el alcohol, la heroína y el crack se ubicaron como los más mortales.

Sin embargo, en general, el alcohol superó en mortandad a otras sustancias, seguido por la heroína y el crack. La marihuana, el éxtasis y el LSD se ubicaron más abajo.

A su vez, los expertos dijeron que el alcohol se ubicó al frente de la tabla debido a la amplitud de su uso y a que tiene consecuencias devastadoras no sólo para los bebedores, sino también para quienes los rodean.

"Sólo piensen en lo que ocurre (con el alcohol) en cada partido de fútbol", dijo Wim van den Brink, profesor de psiquiatría y adicciones en la Universidad de Amsterdam.

El alcohol también está vinculado con índices más elevados de fallecimientos y con un mayor porcentaje de delitos que la mayoría de las otras drogas, incluyendo la heroína.

Al mismo tiempo, los expertos dijeron que el estudio debería impulsar a los países a reconsiderar cómo clasifican las drogas.

"Las decisiones de los gobiernos para considerar algo como ilegal no siempre están basadas en la ciencia", señaló van den Brink.

Brink expresó que las consideraciones en torno a los impuestos y los ingresos, como los que recaban los sectores que producen el alcohol y el tabaco, pueden influir en las decisiones sobre qué sustancias regular o declarar prohibidas.

El estudio fue financiado por el Centro de Estudios sobre el Delito y la Justicia de Gran Bretaña y publicado en la revista médica Lancet.

XS
SM
MD
LG