Enlaces para accesibilidad

Alcalde de Nueva York pide mayor control de armas


Bloomberg reclamó a los dos candidatos a la presidencia, Barack Obama y Mitt Romney, que dejasen claro en sus campañas cuáles son las estrategias que defienden para luchar contra la violencia.

Bloomberg reclamó a los dos candidatos a la presidencia, Barack Obama y Mitt Romney, que dejasen claro en sus campañas cuáles son las estrategias que defienden para luchar contra la violencia.

La masacre de Colorado ha reabierto el debate sobre la posesión de armas por parte de los ciudadanos de a pie. Tanto el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, como otros senadores y congresistas han reclamado una revisión legislativa

El debate sobre las armas en EE.UU. se ha vuelto a reavivar con el tiroteo de Colorado. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha pedido este martes 24 de julio a los legisladores estadounidenses que tomen acciones “más drásticas” referentes al control de armas.

“El presidente Barack Obama hizo campaña hace cuatro años diciendo que iba a intentar prohibir la venta de armas de asalto y no ha hecho nada desde entonces. Creo que estas dos personas que quieren este trabajo tienen la obligación de no eludir el tema”, declaró, refiriéndose tanto al candidato demócrata como a Mitt Romney.

Pocas voces a favor del control de armas

Pese a la reciente matanza de Colorado, pocos políticos parecen estar dispuestos a desafiar al poderoso lobby de las armas de fuego, a tres meses de las elecciones en Estados Unidos.

Este martes un grupo de congresistas demócratas exigió más control en la venta de armas y la prohibición de los cargadores de alta capacidad, como el que tenía el acusado James Holmes.

“No podemos dejar que la NRA (Asociación Nacional del Rifle, según sus siglas en inglés) se oponga a reformas con sentido”, dijo el senador Frank Lautenberg. “La NRA y sus aliados aseguran que quieren proteger la libertad. Quid de la libertad frente al miedo, al peligro y al terror”, aseguró.

Sin embargo, el presidente Barack Obama no ha dado señales de realizar nuevas acciones al respecto. “La opinión del presidente es que podemos tomar medidas para intentar que las armas no caigan en malas manos a través de las leyes que ya existen”, declaró el domingo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

El líder republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, celebró el anuncio de que no se fomentarán nuevas leyes sobre el tema.
Bloomberg criticó también las decisiones del candidato republicano, que cuando era gobernador de Massachussetts firmó una ley que prohíbe la venta de armas de asalto y con la que, a día de hoy, no está a favor.

Asimismo, señaló que le gustaría conocer, en sus respectivas campañas, las propuestas referentes al combate contra la violencia por parte de los dos candidatos.

“Ellos quieren dirigir este país, y han dicho antes que están de acuerdo en prohibir las armas de asalto. Si quieren nuestros votos, es mejor que se pronuncien al respecto”, dijo.

Según Bloomberg, en torno a 48.000 estadounidenses serán asesinados con armas de fuego ilegales durante la próxima legislatura.

El alcalde de Nueva York es un destacado activista a favor del control de las armas: es cofundador de la organización Alcaldes Contra las Armas Ilegales, de la que forman parte más de 600 ediles que buscan combatir el tráfico armamentístico ilegal.

Llamada a los oficiales

Durante un comunicado emitido en un programa de CNN, Bloomberg hizo una llamada de atención a los oficiales estadounidenses, a los que instó a hacer huelga y protestar para que el Congreso tome las medidas oportunas respecto a este tráfico ilegal de armas.

“No entiendo por qué los polícías de todo el país no se levantan colectivamente y dicen: Vamos a hacer huelga. No vamos a protegeros a menos que se haga lo necesario para mantenernos seguros”, declaró.

Además, el alcalde añadió que los miembros de la policía se enfrentan a una labor más difícil de lo normal por el tráfico de armas, y que todo oficial busca regresar a casa “sano y salvo”.

No sólo Bloomberg se ha pronunciado respecto a las armas de fuego. Otros representantes estadounidenses han hecho lo propio, como los senadores de Nueva Jersey, Robert Menéndez y Frank R. Lautenberg, la senadora de California, Dianne Feinstein, y la representante por Nueva York, Carolyn McCarthy, que han reclamado una reforma del sistema de control armamentístico.
XS
SM
MD
LG