Enlaces para accesibilidad

EE.UU. hunde barco fantasma

  • Voz de América - Redacción

Una columna de humbo se eleva del barco fantasma japonés que fue hundido ayer por la Guardia Costera de EE.UU.

Una columna de humbo se eleva del barco fantasma japonés que fue hundido ayer por la Guardia Costera de EE.UU.

La embarcación navega a la deriva desde hace más de un año tras ser arrastrada por el maremoto en Japón.

Un barco guardacostas de Estados Unidos disparó el jueves sus cañones contra un barco japonés que navegaba a la deriva desde que fue arrastrado a alta mar por el tsunami del año pasado, para detener así la trayectoria de la solitaria nave que flotaba por el océano Pacífico.

La Guardia Costera disparó contra el abandonado Ryou-Un Maru, de 50 metros (164 pies) de largo, en las aguas del Golfo de Alaska y a más de 240 kilómetros (150 millas) de tierra firme, dijo el portavoz Paul Webb. Añadió que tomaría por lo menos una hora que se hundiera.

El abandonado Ryou-Un Maru, de 164 pies de eslora, se hallaba localizado a unos 313 kilómetros al sur de Sitka, en Alaska, y desplazándose a una velocidad de menos de dos kilómetros por hora cuando fue hundido.

El barco iba a ser desguazado cuando el terremoto azotó Japón, así que no llevaba carga a bordo, según Webb. Dijo que no sabe quién es el dueño del Ryou-Un Maru, que ha estado viajando cerca de kilómetro y medio (una milla) por hora en los últimos días.

El camaronero, amenazaba con encallar en algún lugar de la costa luego de haber atravesado de lado a lado el océano llevando a bordo unos 2.000 galones de combustible diésel. Las autoridades temían que se convirtiera en un peligro para otros barcos que navegaban por la zona.

Como parte de los primeros restos del tsunami en llegar a la costa occidental de EE.UU., media docena de boyas presumiblemente japonesas recalaron en Alaska.

El maremoto arrojó al Pacífico alrededor de cinco millones de toneladas de escombros, entre restos de edificaciones, vehículos, y desechos de todo tipo.
XS
SM
MD
LG