Enlaces para accesibilidad

Alan Gross: "EE.UU. me ha abandonado"

  • Voz de América - Redacción

Decenas de personas frente a la Casa Blanca exigieron más presión de parte del gobierno de EE.UU. para que se logre la liberación de Alan Gross.

Decenas de personas frente a la Casa Blanca exigieron más presión de parte del gobierno de EE.UU. para que se logre la liberación de Alan Gross.

El empresario estadounidense continúa en una cárcel en Cuba. EE.UU. exigió nuevamente la inmediata liberación de Gross.

Alan Gross inicia su quinto año de reclusión en una cárcel de Cuba.

En una carta enviada por el prisionero estadounidense a la Casa Blanca, y leida por su esposa Judy Gross en una actividad realizada en Washington, el empresario dijo sentirse "abandonado" por Estados Unidos.

El Departamento de Estado de Estados Unidos, recordó al empresario estadounidense, por medio de un comunicado, en donde aseguran que Gross “comenzará su quinto año de reclusión injustificada en Cuba”.

“En el caso del señor Gross, nosotros hemos tomado muchas iniciativas y hemos buscado durante los últimos años su liberación en acercamientos con varios personalidades quienes han viajado a Cuba y que se han reunido con personas individualmente aquí y allá. Estamos actualmente involucrados en algunas discusiones sobre las cuales no voy a entrar en detalles por ahora”, dijo John Kerry, secretario de Estado de EE.UU.
Alan Gross, de 64 años, permanece en prisión en Cuba, a pesar de los constantes esfuerzos diplomáticos del gobiernos estadounidense para liberarlo.

Alan Gross, de 64 años, permanece en prisión en Cuba, a pesar de los constantes esfuerzos diplomáticos del gobiernos estadounidense para liberarlo.

Según dijo el Departamento de Estado, las autoridades cubanas detuvieron a Gross el 3 de diciembre de 2009, y más tarde lo condenaron a 15 años de prisión por facilitar el contacto sin censura a Internet entre una comunidad pequeña, religiosa en la isla y el resto del mundo.

La Casa Blanca también hizo un llamado para que el gobierno de La Habana libere inmediatamente a Gross. "La detención del señor Gross imposibilitan la construcción de una mejor relación entre el gobierno de Estados Unidos y Cuba", dijo Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca.

El gobierno de Raúl Castro, arrestó y acusó a Gross, de 64 años, de ser un espía estadounidense y de cometer delitos "graves" al servicio de la "política subversiva" de Estados Unidos.

Al momento de su detención, Gross trabajaba para la compañía Development Alternative (DAI), subcontratada por el Departamento de Estado para proporcionar celulares, ordenadores y equipo de comunicación a grupos judíos en la isla, según Washington.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG