Enlaces para accesibilidad

Al Gore elogió en Brasil la práctica indígena de “terra preta”


Las comunidades indígenas aún practican la agricultura de subsistencia sobre suelos enriquecidos con materias orgánicas.

Las comunidades indígenas aún practican la agricultura de subsistencia sobre suelos enriquecidos con materias orgánicas.

La tradición de muchos pueblos indígenas de enterrar materia orgánica resulta en la generación de una tierra más fértil, con menos carbono y que acaba por completar el ciclo de regresar al suelo lo que de él se extraía.

Las prácticas culturales que durante siglos han aplicado los pueblos indígenas, enterrando materia orgánica para mejorar la fertilidad de los suelos, fue señalado este martes en Sao Paulo, Brasil, por el ex-vicepresidente de Estados Unidos y Premio Nóbel de la Paz 2007, Al Gore, como la alternativa para una agricultura sustentable.
La idea de “terra preta”, como se le ha dado en llamar al concepto, basado en los mismos principios que seguían los pueblos indígenas del Amazonas, fue una de las ideas centrales de la conferencia que brindó en los salones de la sede de la Federação das Indústrias do Estado de São Paulo (Fiesp).
Según la idea que ha ganado apoyo dentro de la comunidad de ambientalistas, la tradición de muchos pueblos indígenas de enterrar materia orgánica resulta en la generación de una tierra más fértil y que acaba por completar el ciclo de regresar al suelo lo que de él se extraía.
La presencia de Al Gore en los salones de FIESP, también generó el ámbito para un debate sobre su “pensamiento verde”, del que participaron empresarios, ambientalistas y líderes políticos. En tal sentido, el ex-vicepresidente estadounidense fue explícito en señalar que una vez que concluya la 15ª Conferencia de las Partes de la Convención del Clima, conocida como COP-15, la cual se realizará en Copenhague, la capital de Dinamarca, en diciembre próximo, los países deberán abocarse a discutir el concepto de re-carbonización del suelo.
Más fértil
Según una nota de prensa publicada por FIESP, debido a que la prensa no tuvo acceso a la conferencia, debido a motivos de derechos de autor, Al Gore dijo que el proceso de recuperar la fertilidad de los sueños y generar una agricultura verdaderamente sustentable, se basa en lo que hacían “los pueblos indígenas de la Amazonia cuando enterraban materia orgánica obtenían una tierra negra, que es más fértil”.
Pero también el Premio Nóbel de la Paz volvió a llamar la atención sobre lo que definió como “la crisis climática, que representa una emergencia planetaria y un desafío a nuestra inteligencia moral”. Y si bien el ex vicemandatario reconoció que se han verificado avances en materia del desafío del cambio climático, destacó que aún existen tres grandes desafíos.
Desafíos
Según Al Gore, la humanidad enfrenta un explosivo aumento poblacional, “en los últimos 100 años la población mundial pasó de 1.600 millones de habitantes a 6.800 millones de habitantes”. Las nuevas tecnologías “que son un millón de veces más poderosas”, como es el ejemplo del armamento nuclear. Y sobre todo, “el pensamiento moderno, que contempla horizontes de corto plazo, tanto en política, economía, cultura y también en los medios”, aseguró
También Al Gore manifestó su admiración el programa brasileño de biocombustibles y felicitó a la industria en cuya sede se encontraba, a la vez que anunció que en su próximo libro: “Our Choices” que será lanzado en tres semanas, incluirá fotos de la producción de etanol.
Finalmente el ex-político convertido en líder ambientalista reclamo ser enérgicos en la conservación del suelo y de las comunidades que habitan la Amazonía y otras regiones aún intactas. Al cierre del evento Al Gore, recibió la Orden del Mérito Industrial de la FIESP y felicitó a los brasileños por la elección de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

XS
SM
MD
LG