Enlaces para accesibilidad

Alimentando al mundo sin cortar los bosques

  • Voz de América - Redacción

La mayor parte de la deforestación ocurre en las regiones tropicales del mundo, que perdieron 7 millones de hectáreas de bosques anualmente.

La mayor parte de la deforestación ocurre en las regiones tropicales del mundo, que perdieron 7 millones de hectáreas de bosques anualmente.

Algunos países de África, Asia y Latinoamérica han logrado cambiar los derechos de uso de las tierras incrementando la producción agrícola y protegiendo los bosques.

La agricultura es el mayor motor de la deforestación global impulsada por la creciente demanda de alimentos, sin embargo es posible alimentar al mundo sin cortar árboles, dijo el lunes la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO.

La mayor parte de la deforestación ocurre en las regiones tropicales del mundo, que perdieron 7 millones de hectáreas de bosques anualmente entre 2000 y 2010, al tiempo que ganaron 6 millones de hectáreas por año en terrenos agriculturales, dice un informe de la FAO.

Algunos países de África, Asia y Latinoamérica han logrado cambiar los derechos de uso de las tierras incrementando la producción agrícola y protegiendo los bosques, según la FAO.

"Siempre se ha pensado que para producir más alimentos para proveer a una creciente población se necesita más tierras para agricultura, pero es posible producir más alimentos sin cortar los bosques", dijo a la Fundación Thomson Reuters, Eva Muller, directora de la División de Políticas y Recursos de la FAO.

Las Naciones Unidas calculan que para 2050 el mundo necesitará alimentar una población de más de 9.000 millones, de los 7.400 millones actuales. Sin embargo el 80 por ciento de la tierra cultivable en todo el mundo ya está en uso.

Chile, Vietnam, Gambia y Ghana están entre las más de 20 naciones que en las últimas dos décadas han meorado su seguridad alimentaria aumentado la producción agrícola al tiempo que mantienen o incrementan las zonas de bosques, dijo la FAO.

Uno de los factores más importantes, señaló Muller, fue la inversión en agricultura para impulsar la producción.

Una mejor planificación del terreno y los derechos de la tierra contribuyen a una mejor protección de los bosques, y una mejor coordinación entre las políticas forestales y agrícolas también fue importante, dijo la funcionaria.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG