Enlaces para accesibilidad

A la vista nuevo país en Africa


El presidente de Sudán, Omar Hassan al-Bashir (d), y el general Salva Kiir, líder del sur de Sudán (i), en Jartum.

El presidente de Sudán, Omar Hassan al-Bashir (d), y el general Salva Kiir, líder del sur de Sudán (i), en Jartum.

Los resultados del referendo efectuado en el sur de Sudán aprueban la independencia para esa parte del país.

Una abrumadora mayoría de los habitantes del sur de Sudán votaron a favor de la independencia, según los resultados oficiales ahora difundidos del referendo que se efectuó el mes pasado.

El 98, 83 por ciento de los votantes de la región meridional del país dijeron sí a la partición de Sudán, lo que abre el camino al surgimiento de un nuevo estado en el continente africano a partir de julio próximo.

El anuncio formal desencadenó fiestas en Juba, la capital del sur del país, una zona rica en petróleo, pero en el norte, en Jartum, muchos recibieron la noticia como una señal de duelo.

La consulta popular fue resultado del acuerdo de paz suscrito en 2005 entre el norte y el sur de Sudán, que puso punto final a una de las guerras civiles más prolongadas en Africa.

Aunque los ánimos de secesión del sur siempre fueron vistos con recelo por los sudaneses del norte, el presidente de Sudán, Omar Hassan al Bashir, dijo el lunes temprano que aceptaría la decisión de los sureños de independizarse.

En un mensaje difundido por la Casa Blanca, el presidente de EE.UU., Barack Obama, anticipó que Washington reconocerá formalmente a Sudán del Sur como un estado independiente y soberano.

"Luego de décadas de conflicto, la imagen de millones de votantes sudaneses del Sur decidiendo su propio futuro fue una inspiración para el mundo y otro paso adelante en el largo camino de Africa hacia la justicia y la democracia", dijo Obama en el comunicado.

El nombre que tendrá el nuevo estado africano es todavía un asunto sin resolver, aunque las autoridades sudanesas han dicho que podría ser simplemente "Sudán del Sur".

Durante los próximos meses, ambos territorios deben negociar de qué forma repartirán los ingresos provenientes del petróleo y otras cuestiones concernientes a la separación que hasta ahora han sido motivo de preocupación de cara a la futura estabilidad política y económica de la nación.

XS
SM
MD
LG