Enlaces para accesibilidad

Obama con Sarkozy y Merkel

  • Voz de América - Redacción

El presidente Sarkozy destacó que junto al presidente Obama “tenemos una agenda muy pesada que desarrollar".

El presidente Sarkozy destacó que junto al presidente Obama “tenemos una agenda muy pesada que desarrollar".

Obama dijo que el “aspecto más importante de nuestra tarea en los próximos dos días, será resolver la crisis financiera en Europa”.

Tras su arribó a Cannes, Francia, para participar de la cumbre de dos días de los jefe de Estado del grupo de las 20 principales economías industrializadas y las potencias emergentes (G-20), el presidente estadounidense, Barack Obama, se reunió con el anfitrión el presidente francés Nicolás Sarkozy.

El presidente Obama dijo que “es bueno estar de regreso en el sur de Francia, donde la última vez que estuve fue cuando aún era estudiante universitario y nunca he olvidado la hospitalidad del pueblo francés y la extraordinaria vista que hay desde aquí”.

El mandatario estadounidense también aprovechó la oportunidad para felicitar al presidente Sarkozy y a su esposa, Carla Bruni, por el nacimiento de su hija Giulia.

“Ahora compartimos una de las grandes bendiciones y desafíos de la vida: ser padres de dos hijas”, dijo Obama, bromeando a su vez que, "afortunadamente, la niña ha salido físicamente a su madre, no a su padre".

Obama dijo que junto al presidente Sarkozy “reafirmamos nuestros fuertes y perdurables vínculos”. “Como he dicho muchas veces, Francia no solo es nuestro más antiguo aliado, sino uno de los más cercanos y considero al presidente Sarkozy como un socio extraordinario y verdadero en el panorama mundial”, dijo.

El mandatario estadounidense señaló que la mayor parte de “nuestras conversaciones estuvieron dedicadas al fortalecimiento de la recuperación de la economía global, la creación de puestos de trabajo y la estabilización de los mercados financieros mundiales”.

Por su parte, el presidente Sarkozy destacó que junto al presidente Obama tienen “una agenda muy pesada que desarrollar, porque no faltan temas de preocupación. Necesitamos el liderazgo de Barack Obama. La solidaridad y el apoyo de Estados Unidos y el análisis conjunto para poner al mundo nuevamente en la ruta de crecimiento y estabilidad”, afirmó Sarkozy.

Tras el encuentro, el presidente estadounidense señaló que el “aspecto más importante de nuestra tarea en los próximos dos días será resolver la crisis financiera en Europa” y afirmó que “el presidente Sarkozy ha demostrado un liderazgo extraordinario en este tema”.

Obama estuvo de acuerdo, además, “en que Europa ha dado importante pasos para abordar la situación con una solución amplia, y esto no hubiera sido posible sin el liderazgo” del mandatario francés. Sin embargo, aclaró que “aquí en el G-20, vamos a profundizar más sobre los detalles del plan que será implementado en forma decisiva”.

Grecia e Irán en la agenda

El mandatario francés, por su parte, afirmó que “junto al presidente Obama intentamos construir la unidad del G-20” y afirmó que quiere “rendir tributo a Estados Unidos por la comprensión sobre todos estos asuntos” en particular la situación en Grecia.

Obama destacó además que entre los temas que discutió con Sarkozy también estuvieron los relacionados a la “seguridad. Uno en particular que me gustaría mencionar” dijo el mandatario estadunidense, “es la continua amenaza que supone el programa nuclear de Irán”.

Obama subrayó que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), tiene programado “dar a conocer un informe la próxima semana y junto al presidente Sarkozy, acordamos mantener una presión internacional sin precedentes para que Irán cumpla con sus obligaciones”.

Reunión con Merkel

Tras el encuentro con Sarkozy, el presidente Obama se reunió con la canciller alemana Angela Merkel, donde reafirmó el reconocimiento a la líder alemana y recordó que "la última vez que nos vimos fue en Washington cuando la distinguimos con la Medalla de la Libertad", la más alta condecoración civil en Estados Unidos.

Obama destacó que "tendremos por delante dos días muy ocupados". Tras valorar el liderazgo y reconocimiento mundial de Merkel, afirmó que "el tema central de nuestras conversaciones será alcanzar un gran crecimiento global y volver a recuperar los puestos de trabajo perdidos".

Merkel, por su parte, expresó su "placer" de participar del encuentro del G-20, que "nos permitirá no sólo abordar la situación en Europa, sino también los temas globales en los cuales tenemos intereses comunes".

XS
SM
MD
LG