Enlaces para accesibilidad

Acuerdo nuclear con Irán a horas de ser implementado

  • Voz de América - Redacción

El jueves termina el periodo de 60 días que el Congreso tenía para rechazar o aprobar el pacto.

El jueves termina el periodo de 60 días que el Congreso tenía para rechazar o aprobar el pacto.

El Congreso de mayoría republicana no logró bloquear el convenio pese a la intensa oposición de los republicanos en ambas cámaras.

El gobierno del presidente Barack Obama puede comenzar la implementación del acuerdo nuclear internacional con Irán tan pronto expire el jueves el periodo de 60 días que el Congreso tenía para revisar el pacto.

El Congreso de mayoría republicana no logró bloquear el convenio pese a la intensa oposición de los republicanos en ambas cámaras.

El jueves, los republicanos en el Senado hicieron un último esfuerzo para registrar su desaprobación al acuerdo, proponiendo una medida que impediría el alivio de las sanciones estadounidenses hasta que Irán reconozca a Israel y deje en libertad a los estadounidenses detenidos.

"No podemos permitir que Irán sea empoderado como estado nuclear crítico armado con miles de millones de dólares en alivio de sanciones, sin al menos otorgar alguna protección a Israel primero, sin al menos exigir la liberación de estadounidenses que han languidecido bajo custodia iraní por años", dijo el líder de la mayoría Mitch McConnell.

Los demócratas se unieron para bloquear la medida, como lo han hecho cada vez que se propone una resolución de rechazo al pacto nuclear.

"La mejor manera de asegurar que los rehenes sean loiberados, la mejor manera de acelerar el día en que Israel tenga con Irán el tipo de relación que no han tenido en muchos años, es implementar por completo el plan que tenemos ante nosotros, que hará muy difícil a los iraníes desarrollar un arma nuclear, y asegura que si lo hacen nosotros lo sabremos", dijo el senador demócrata Tom Carper.

Una resolución de rechazo al acuerdo fue aprobada fácilmente en la Cámara de Representantes, pero no puede avanzar al pleno del Congreso a menos que sea aprobada por el Senado. Por tanto, pese a semanas de contencioso debate, el Congreso oficialmente no tiene nada que decir sobre el pacto y el presidente Obama está libre para comenzar la implementación.

Pero los republicanos, no se dan por vencidos y prometen que continuarán luchando contra lo que llaman "un acuerdo político" y no un tratado, y esperan que el próximo presidente lo reconsidere y negocie uno mejor.

Casi todos los candidatos presidenciales republicanos han prometido hacerlo si llegan a la Casa Blanca en 2016.

XS
SM
MD
LG