Enlaces para accesibilidad

Aumenta el acoso virtual


El primer estudio sobre hostigamiento virtual muestra seis diferentes tipos de acoso, entre los que se destacan insultos o burlas, amenazas, persecución y acoso sexual.

El primer estudio sobre hostigamiento virtual muestra seis diferentes tipos de acoso, entre los que se destacan insultos o burlas, amenazas, persecución y acoso sexual.

El hostigamiento virtual es una pesadilla para cientos de usuarios. La violencia virtual como insultos o acoso sexual atacan en mayoría a los adultos jóvenes entre los 18 y 29 años.

El primer estudio sobre hostigamiento virtual muestra seis diferentes tipos de acoso, entre los que se destacan insultos o burlas, amenazas, persecución y acoso sexual.

Las víctimas más frecuentes son hombres y mujeres entre los 18 y 29 años, según el estudio del Centro de Investigaciones Pew.

Según el informe, los insultos y bromas están dirigidos a los hombres con un 32% en comparación al 22% de las mujeres. Sin embargo, la persecución y acoso sexual ataca principalmente a las mujeres con el 51% y los hombres con un 22%.

La sicóloga Ángela Londoño, presidente de AK Counseling & Consulting, explicó a la Voz de América que la violencia de género ha tomado nuevas formas de abuso a través del avance tecnológico.

“Estadísticas de Naciones Unidas estiman que el 95 por ciento de imágenes, comportamientos agresivos, lenguaje insultante son dirigidos hacia las mujeres y vienen en su mayoría de parejas o ex parejas”, afirmó.

El acoso cibernético es una tendencia que se ha incrementado entre aquellos que usan mensajería instantánea o participan en las redes sociales.

El asunto se vuelve preocupante cuando las amenazas en línea se hacen realidad o cuando se juega con la dignidad de las personas.

El acoso virtual ha aumentado porque las personas tienden a ser más agresivas a través de internet y la tecnología está al alcance de todos, según la sicóloga Michelle Maliniak, quien cuenta con una maestría en asesoría y consejería de la Universidad de Phoenix.

“Es más fácil para las personas hacer cyberbullying porque no están sentadas en frente de la persona observando su dolor o su rabia, hay algo más allá de solo escribir palabras”, afirmó Maliniak a la Voz de América.

Este fenómeno puede afectar a personas de todas las edades, con diferentes consecuencias que pueden traer secuelas en el autoestima, socialización, e incluso el suicidio.

Según los expertos, los efectos emocionales en las víctimas de acoso virtual pueden prolongarse más tiempo ya que la mayoría no denuncia este tipo de situaciones.

Pero además, las publicaciones en la web son más permanentes, al no existir una persona intermediaria que pueda frenar el acoso, éste se puede volver un evento constante.

Malianiak dijo que se debe brindar educación al victimario y asistencia a la víctima.

“La mayoría de estas personas han sido víctimas también, la mejor manera de ayudarlos es educarlos y mostrarles alternativas, muchas de estas personas no saben relacionarse con los demás, no tienen esta habilidad”, afirmó.

Las medidas de control son limitadas, ya que información confidencial puede ser fácilmente filtrada a través de la masificación de las redes sociales.

Y mientras se modifican las leyes para frenar el acoso virtual, Maliniak afirmó que la educación es el mejor arma para controlar este fenómeno.

“Enseñar a las personas la manera de relacionarse de una forma saludable y resolver importantes asuntos de manera física, no usando la plataforma virtual”, concluyó.

XS
SM
MD
LG