Enlaces para accesibilidad

Dos pavos afortunados

  • Voz de América - Redacción

Barack Obama y su familia presidieron la ceremonia del perdón presidencial de los pavos "Mac" y "Cheese", los que se salvaron de ser cocinados para la cena de Thanksgiving.

El presidente Barack Obama perdonó a dos pavos de ser consumidos en la cena del Día de Acción de Gracias en la Casa Blanca.

Obama perdonó a los pavos Mac y Cheese junto a sus hijas Sasha y Melia. El mandatario bromeó que "algunos llamarán a a esto amnistía", en clara referencia a la acción ejecutiva en inmigración que decretó la semana pasada.

"Uso esta acción dadas mis plenas facultades legales, la misma aplicada por presidentes demócratas y republicanos antes de mí", bromeó Obama antes de perdonar a los pavos.

Las festividades del Día de Acción de Gracias comienzan oficialmente con la ceremonia del perdón de los pavos.

Todos los años, el líder de EE.UU. hace uso de su autoridad para “perdonar oficialmente” a dos afortunados pavos, que pasarán el resto de sus días en una granja en el estado de Virginia.

Aunque algunos creen que esta tradición ocurre desde los días del presidente Lincoln, fue recién hasta 1989 cuando el expresidente George W. H. Bush llevó a cabo el “primer perdón oficial de un pavo”, instituyéndolo como un evento anual.

Los pavos fueron enviados a Washington en un camión y han estado alojados en el famoso Hotel Willard, frente a la Casa Blanca.

El martes fueron presentados a la prensa.

Los nombres fueron elegidos por el público que presentó sugerencias a la Asociación Nacional de Productores de Pavo de Minnesota.

Luego del perdón, los dos pavos pasarán a ser residentes de Mount Vernon, la mansión del expresidente George Washington, en Virginia, donde una jaula especial ha sido preparada para ellos para que se paseen y puedan ser vistos por los turistas.

La jaula incluye un espacio cerrado con malla para protegerlos de los zorros y del clima.

XS
SM
MD
LG