Enlaces para accesibilidad

Obama: "Estoy diciendo que no te deportaremos"

  • Voz de América - Redacción

President Barack Obama announces executive actions on immigration during a nationally televised address from the White House in Washington, Thursday, Nov. 20, 2014.

President Barack Obama announces executive actions on immigration during a nationally televised address from the White House in Washington, Thursday, Nov. 20, 2014.

En un discurso en la Casa Blanca, el mandatario anunció la Acción Ejecutiva de Responsabilidad por la Inmigración, que beneficiará a cinco millones de indocumentados y asegurará la frontera.

El presidente Barack Obama prometió desde la Casa Blanca que suspenderán las deportaciones de casi cinco millones de personas que califiquen a los lineamientos de su "Acción Ejecutiva de Responsabilidad por la Inmigración".

La medida beneficiará millones de indocumentados, buscará asegurar la frontera del país y cerciorarse que todos quienes se sometan al sistema migratorio se rijan por las mismas reglas.

"Si usted cumple con los criterios, puede salir de las sombras y estar dentro del marco de la ley. Si usted es un criminal, podrá ser deportado. Si va a entrar a EE.UU. ilegalmente, sus posibilidades de ser capturado y enviado de vuelta se han elevado”, dijo Obama en la Casa Blanca en un discurso al país.

Todas las personas que reúnan una serie de requisitos tendrán la posibilidad "permanecer en el país temporalmente, sin miedo a la deportación". Esos inmigrantes podrán así "salir de la sombra y ponerse al día con la ley", señaló el mandatario.

"Todo lo que estoy diciendo es que no te deportaremos", agregó.

Los detalles

El plan de Obama se basa en tres pilares fundamentales.

Primero, establece medidas contra la inmigración ilegal en la frontera, con lo que se busca aumentar la capacidad de las agencias que vigilan la extensa área puedan capturar a quienes ingresen al país en forma ilegal.

Segundo, busca aumentar la deportación de personas con antecedentes criminales y evitar la separación de familias. Este es la parte “humanitaria” de la reforma, y enfatiza la expulsión de criminales pero no de padres de ciudadanos estadounidenses o personas con residencia legal.

En este apartado el decreto amplía el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que a partir de ahora beneficiará a los que han estado en EE.UU. durante al menos cinco años. Este plan no beneficia a los padres de estos jóvenes ni a los inmigrantes recién llegados..

Por último, la acción ejecutiva ordena a padres indocumentados de ciudadanos o residentes legales inscribirse con el gobierno para un chequeo de antecedentes penales y pagar impuestos. De ser aprobados podrán permanecer en el país por lo menos tres años hasta tener que pasar por el proceso nuevamente.

“Vamos a ofrecer lo siguiente: Si usted ha estado en Estados Unidos por más de cinco años; si tiene hijos que son ciudadanos de EE. UU. o residentes legales; si se inscribe, se comprueba que no tiene antecedentes penales, y está dispuesto a pagar la parte de impuestos que le corresponde, entonces podrá pedir quedarse en este país de manera temporal sin temor a ser deportado. Podrá salir de la oscuridad y tener todo en regla”, dijo Obama.

El papel del Congreso

Obama instó al Congreso a terminar el trabajo aprobando una reforma migratoria comprensiva.

“Las acciones que estoy tomando no sólo son legales, son los tipos de medidas adoptadas por cada presidente republicano y (…) demócrata durante el último medio siglo. Y para aquellos miembros del Congreso que cuestionan mi autoridad para hacer que nuestro sistema de inmigración funcione mejor, o pregunta a la sabiduría de mi actuar donde el Congreso ha fallado, tengo una sola respuesta: aprueben una ley", dijo Obama.

Entre las tareas pendientes, según Obama, está aumentar la fuerza de la Patrulla Fronteriza en 20 mil agentes, castigar a empresas que contraten a inmigrantes indocumentados, pavimentare una ruta hacia la regularización migratoria para millones de indocumentados y simplificar el sistema en general.

La respuesta republicana

Por su parte, el actual líder de la minoría del Senado Mitch McConnell, advirtió a Obama que el Congreso responderá a lo que ven como un exceso en las atribuciones del presidente.

“Estamos considerando una gran variedad de opciones, pero que no quepa la menor duda, que cuando los representantes recién elegidos tomen sus asientos, van a actuar", dijo. “El presidente va a llegar a lamentar este capítulo”.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo que la decisión de Obama ha “cimentado su legado de anarquía y desperdicia la poca credibilidad que le quedaba”.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG