Enlaces para accesibilidad

Lincoln: a 150 años de su asesinato

  • Voz de América - Redacción

Estados Unidos recuerda la trágica noche en que uno de los presidentes más queridos y más admirados fue asesinado en un teatro de la capital estadounidense.

Estados Unidos recuerda este martes el asesinato hace 150 años del presidente Abraham Lincoln, el cual cambió el curso de la historia del país.

Museos e instituciones históricas en todo Estados Unidos están presentado exhibiciones especiales, obras teatrales y musicales para conmemorar ese evento seminal ocurrido el 14 de abril de 1865.

En el Teatro Ford en la capital del país, el lugar donde Lincoln fue baleado, por primera vez se muestran juntos objetos relacionados con aquella trágica velada. El teatro también recibe a más de 150 historiadores para recrear la vigilia de toda la noche que se hizo por Abraham Lincoln.

Sic Semper tyrannis

Esa noche, cuando Lincoln y su esposa Mary se sentaban en el palco presidencial para ver una obra, un disparo sonó y el presidente cayó de su silla mortalmente herido.

Al grito de “Sic Semper tyrannis” –una frase en latín que significa “por consiguiente siempre los tiranos”– el actor y simpatizante confederado, John Wilkes Booth, soltó su revolver y huyó.

Lincoln fue sacado a una casa al otro lado de la calle donde murió la mañana siguiente.

Fue el primer presidente estadounidense en ser asesinado.

El gran emancipador

Muchos consideran a Lincoln como uno de los presidentes más importantes y queridos de la historia. Su muerte ocurrió justo cuando rescataba al país de una sangrienta guerra civil que llevó a la muerte a unos 620.000 soldados confederados y unionistas.

Haber salvado a la Unión fue uno de los grandes logros de su presidencia, dice Michelle Krowl, una historiadora de la Biblioteca del Congreso en Washington.

“En manos de otros, en manos de una persona menos decidida, de uno menos astuto políticamente, fácilmente habría sido otro el resultado”, dice.

“Hubo momentos en que Lincoln no estuvo seguro de que la guerra pudiera ser necesariamente ganada. Pero vio a Estados Unidos como un experimento en democracia”, señala Krowl, añadiendo que el 16º presidente “estaba sosteniendo lo que los Padres Fundadores habían comenzado. Y en la era en que las repúblicas gobernadas por los pueblos eran pocas y escasas, él no quiso que el experimento democrático fallara”.

Lincoln también ayudó a terminar con la esclavitud.

Su proclamación de emancipación del 1 de enero de 1863 declara que “todas las personas mantenidas esclavas en cualquier Estado… en rebelión en contra de Estados Unidos deberán ser, de aquí en delante y por siempre libres”.

Puso a los afroestadounidenses en el camino hacia la libertad y ayudó a establecer las bases para la aprobación de la 13ª Enmienda a la Constitución dos años más tarde que declara ilegal la esclavitud en todos los estados.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG