Enlaces para accesibilidad

Inversionistas temen que eventual victoria de Lula podría poner a Brasil en el camino de incumplimiento de pagos - 2002-07-01


El mercado de deuda emergente de Londres subía el lunes ante un avance de los bonos de Brasil y de Rusia.

La deuda brasileña, que desde mediados de abril registra una tendencia a la baja, vio un repunte la semana pasada gracias a algunos comentarios de las autoridades económicas del país sudamericano para reducir la desconfianza de los inversores en anticipación a las elecciones presidenciales de octubre.

A las 1145 GMT, en las operaciones de Londres, el bono referencial ``C' de Brasil ascendía 0,595 por ciento a 63,375 puntos porcentuales de su valor nominal.

La porción brasileña del Indice Plus de Bonos de Mercados Emergentes del banco J.P. Morgan caía 20 puntos básicos a 1.527 sobre bonos comparables del Tesoro de Estados Unidos.

Una caída de los diferenciales de un país representa una reducción de la percepción de desconfianza de los inversores.

Los operadores estaban a la espera de la difusión de un nuevo sondeo en Brasil sobre las preferencias del electorado en anticipación a los próximos comicios.

A mediados de abril, los bonos brasileños comenzaron a debilitarse, luego de que algunos sondeos mostraran un sólido liderazgo de Luiz Inacio Lula da Silva, el principal candidato de la izquierda.

Muchos inversores temen que Lula -cuyo liderazgo en las encuestras se mantiene- ponga a Brasil en el camino de un incumplimiento de pagos de la deuda.

Lula ha moderado su retórica de izquierda, pero como en campañas políticas pasadas había indicado que propiciaba una renegociación de la deuda brasileña, los inversores siguen preocupados por la capacidad del país para honrar sus compromisos en el futuro, en caso de que gane el candidato de izquierda.

Los operadores de Wall Street ven a Jose Serra, un ex ministro de Salud, como el candidato con mayores probabilidades de continuar las políticas y reformas del presidente Fernando Henrique Cardoso.

XS
SM
MD
LG