Enlaces para accesibilidad

Corte de Arizona a favor de licencias de conducir para migrantes

  • Voz de América - Redacción

El fallo de una corte de Arizona anula la política estatal de negar licencias de conducir a inmigrantes.

El fallo de una corte de Arizona anula la política estatal de negar licencias de conducir a inmigrantes.

Decisión es tomada como un triunfo para los jóvenes 'dreamers'.

Una corte en Arizona dio la razón a defensores de migrantes que argumentaban que la política estatal de negarles licencias de conducir, incluso a aquellos autorizados para trabajar y no fueron deportados gracias a una protección federal; violaba su derecho a tener la misma protección bajo las leyes.

La Corte de Apelaciones del 9º Circuito aceptó el argumento de que la norma equivalía a un trato injusto por parte de la ley y que existía la probabilidad de que los jóvenes inmigrantes fuesen perjudicados si se les negaba ese derecho.

“Esperamos que esta sentencia señale el final de lo que ha sido un desafortunado período antiinmigrante en Arizona”, dijo Karen Tumlin, una de los abogados que representan a los inmigrantes.

En junio de 2012, el gobierno del presidente Barack Obama decidió proteger a miles de inmigrantes de la deportación. Los beneficiados fueron aquellos que llegaron a Estados Unidos antes de cumplir 16 años, tienen en la actualidad menos de 30, han estado en el país al menos cinco años seguidos, estudian o se han graduado de educación superior, o han servido en el ejército.

Además de no ser deportados, también se les dio la oportunidad de solicitar un permiso de trabajo por dos años que puede renovarse.

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, emitió en agosto de 2012 una orden para que las agencias estatales negaran licencias de manejo y otras prestaciones públicas a los inmigrantes que se vieran beneficiados por la política de Obama.

En mayo de 2013, el juez federal de distrito, David Campbell, rechazó el argumento de los defensores de los migrantes que la ley estatal era inconstitucional porque debe supeditarse a la ley federal, pero dijo en la oportunidad que había posibilidades de que los defensores de los migrantes tuvieran éxito argumentando que el estado permitía a algunos inmigrantes con permisos de trabajo obtener licencias de manejo, pero no a aquellos beneficiados por la ley de Obama.

El estado revisó la política el año pasado informando que dejaría de emitir licencias a todos aquellos cuya deportación hubiese sido aplazada bajo el programa federal, no sólo a los jóvenes migrantes que buscaron acogerse a la política de Obama.

Los abogados del estado cuestionan los argumentos de inequidad.

Los defensores de los inmigrantes dicen que la revisión fue un claro intento por afectar su reclamo de tener derecho a la misma protección y agregaron que Arizona sigue dando licencias a algunas personas con estatus de deportación diferido, como algunos migrantes que son víctimas de violencia doméstica.

Sobre el fallo, la Dream Action Coalition, un grupo de abogacía por los llamados “dreamers”, celebró la decisión de la corte, diciendo que “la política no se pondrá en el camino de la ley y la justicia”.

"Estoy muy emocionada al conocer que la corte federal se da cuenta del daño que ocasiona a tantos ‘soñadores’ como yo el no tener una licencia de conducir”, dijo Erika Andiola, de la Dream Action Coalition. “En Arizona, puede significar la diferencia entre conducir a la escuela y trabajar sin miedo, o ser detenida manejando y ser deportada por no tener licencia. Una vez más, los ‘dreamers’ ganaron”.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG